Páginas vistas

miércoles, 22 de octubre de 2014

"La buena mentira"

The good lie
En Cartelera: Sí    

Dirección: Philippe Falardeau
Año: 2014
Público: Jóvenes-Adultos (2-3)
Contenidos: V
Valoración moral: Adecuada
Contenidos: Imágenes (algunas V)
Dirección: Philippe FalardeauPaís: USAAño: 2014.Duración: 110 min. Género: DramaInterpretación: Reese WitherspoonCorey Stoll, Thad Luckinbill, Sarah Baker, Sharon Conley. Guion: Margaret Nagle. Producción: Brian Grazer, Ron Howard, Thad Luckinbill, Trent Luckinbill, Molly Smith. Música:Martin Leon. Fotografía: Ronald Plante. Montaje: Richard Comeau.Diseño de producción: Aaron Osborne. Vestuario: Suttirat Anne Larlarb. Distribuidora: eOne Films SpainEstreno en USA: 3 Octubre 2014. Estreno en España: 3 Octubre 2014.
Reseña: 
Fraternidad
   Sudán es un país sacudido por una sangrienta guerra civil. Cuatro hermanos logran tras diversas penurias y muertes de familiares llegar a un campo de refugiados en Kenia, donde permanecen 13 años, hasta ser acogidos como refugiados en Estados Unidos, país donde las costumbres y estilo de vida son muy diferentes a lo que han conocido hasta entonces. Además se ven obligados a separarse, la chica se va a California, mientras que los tres chicos permanecen juntos en Kansas, donde una trabajadora social les consigue empleo y una vivienda.
   Después de lograr el reconocimiento internacional por la emotiva Profesor Lazhar, se esperaba con ganas el nuevo film de Philippe Falardeau, que rueda en inglés y con una estrella hollywoodiense de la categoría de Reese Witherspoon. Su película tiene interés por su dramatismo basado en hechos reales, y por el inteligente contraste que la trama ofrece entre personas procedentes del Tercer Mundo –que saben lo que es el dolor y la muerte, se ven sostenidos por su fe cristiana, estrechan sus lazos familiares, se preocupan de los otros, con sencillez distinguen entre lo que está bien y lo que está mal– y las de la sociedad opulenta –que aunque en algún caso pueden ayudar al prójimo y tener buenos sentimientos, van por la vida demasiado deprisa, lo que les ha hecho perder un poco el norte, no saber ver individuos concretos en la gente que tienen alrededor.
   A Whiterspoon le acompañan en el reparto actores que realmente son de Sudán, nada conocidos, lo que ayuda a dar autenticidad a la propuesta. Sin embargo, y a pesar de las buenas intenciones de abrir los ojos a un público que con frecuencia ignora tragedias como las de África, el ritmo de La buena mentira es desigual. Resulta algo brusco el salto de África a Estados Unidos, y en este país se repiten demasiado las escenas tipo Tarzán en Nueva York, donde los hermanos se sorprenden ante artilugios y actitudes habituales en las sociedades modernas. De todos modos es muy sugestiva la idea de fondo de que la felicidad y la bondad pueden surgir de la simple idea de que estamos vivos –la vida es un gran don por el que estar agradecido– y de que dar y recibir amor, hasta el sacrificio, satisface de un modo que no consiguen todas las posesiones y comodidades de las que estamos saturados en Occidente.

   El director canadiense rescata del olvido la tragedia de los Niños Perdidos del Sudán, remueve y conmueve al espectador con una poderosa historia, un elogio luminoso de la caridad cristiana, con especial énfasis en la fraternidad y la solidaridad. Invita la película a cuestionarse el verdadero sentido de la felicidad, alejado quizás de las ideas dominantes en Occidente.
Publicar un comentario

Tertulia del Papa Benedicto con niños de primera Comunión.

Fue una fiesta increíble, hace unos diez años, en la Plaza de San Pedro. Los niños hicieron al Papa muchas preguntas, con gran sabiduría y v...