Páginas vistas

miércoles, 30 de abril de 2014

Información valiosísima que nos ofrece "Profesionales de la Ética"

Te lanzo, vieja Europa, un grito lleno de amor: Vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces.
Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia y benéfica tu presencia en los demás continentes
San Juan Pablo II

Queridos amigos:

Me alegra muchísimo remitiros esta nueva edición de Profesionales al Día, una selección de noticias variadas que hemos ido publicando en la web deProfesionales por la Ética. Ojalá os gusten y resulten útiles:

En la cresta de la ola

·        Profesionales por la Ética es fruto del magisterio y el vigor de Juan Pablo IIque acaba de ser canonizado en Roma. Por eso lo celebramos con gran alegría.

·        Nuestra asociación acaba de llegar de Viena de defender los derechos de los padres frente al adoctrinamiento escolar en materia afectivo-sexual. Lo puedes ver aquí.

·        Los padres italianos se organizan para luchar contra una lacra que en España ya conocemos: la imposición totalitaria de la ideología de género en las escuelas. La información completa la puedes ver aquí.

·        Las elecciones europeas tienen nuevos actores surgidos de la sociedad civil. Entre ellos, el movimiento francés La Manif pour Tous. En este enlace se explica.

·        Profesionales por la Ética se ha incorporado a la plataforma cívica de ámbito internacional Life is beautiful. Te lo contamos aquí.

·        Parlamento Europeo: histórico debate sobre la protección de la vida humana con la presentación de One of us. Toda la información en este enlace.

 Para pensar

·        La violencia como estrategia política. Una visión crítica de algunos acontecimientos que puedes leer aquí.

·        Rebeldes de la biología. Un interesante debate sobre la existencia de Dios que puedes leer en este enlace.

·        Reproducción asistida: lo que nunca cuentan. Un repaso por los mitos de la reproducción asistida que puedes leer aquí

·        Elecciones europeas. ¿Es el PP una opción? Análisis de las opciones electorales.

·        One of us: la defensa del embrión humano en 10 claves.  Aquí.

Para luchar

·        Cuando todo apunta a que el gobierno Rajoy no va a modificar la ley del aborto de Zapatero, hemos querido dejar muy clara nuestra postura eneste enlace.

·        Por cierto, que el Ministerio de Ana Mato no cumple la legislación española sobre reproducción asistida humana. Lo contamos aquí.

·        Proliferan las iniciativas de profesionales de la Sanidad a favor de la vida. La última, la de Batas Blancas por la Ciencia, con el lema El feto también es mi paciente.

·        Revelador el último informe del Observatorio para la Libertad de Enseñanza en Andalucía, del que forma parte Profesionales por la Ética: la libertad no llega al sur peninsular. La información completa, aquí.


Para ver

·        Querida futura mamá: la impactante campaña de la Fundación Jérôme Lejeune para el Día Mundial del Síndrome de Down. Son 2, 29 min. Y lo puedes ver aquí.

·        Vota por la familia. Excelente vídeo (2,39 min) de la Federación Europea de Familias Católicas para que elijas bien a tus candidatos en las próximas elecciones europeas.


·        Jérôme Lejeune. Vídeo homenaje (3, 07 min) a este científico defensor de la vida en el aniversario de su muerte.

Y eso es todo por hoy. Por último, si quieres hacerte socio de Profesionales por la Ética pincha aquí. Y si quieres hacer un donativo, pincha en este enlace. Y si quieres colaborar como voluntario o de cualquier otra manera, contestanos a este correo indicándolo.

 If you wish to receive our English version newsletter, please answer this e-mail with the word ENGLISH.



Teresa García-Noblejas
Secretaria General y de Comunicación
PROFESIONALES POR LA ÉTICA

domingo, 27 de abril de 2014

JUAN XXIII Y JUAN PABLO II YA ESTÁN EN EL LIBRO DE LOS SANTOS

Ciudad del Vaticano, 27 abril 2014 (VIS).Medio millón de personas han asistido hoy en la Plaza de San Pedro a la ceremonia de canonización de los ''dos Papas Santos'': Juan XXIII y Juan Pablo II, a las que hay que sumar las trescientas mil que han visto la ceremonia en las pantallas gigantes distribuidas en la ciudad de Roma. Ya desde las cinco de la mañana, hora de la apertura , la Plaza y sus alrededores estaban repletas de peregrinos procedentes de todo el mundo, si bien los procedentes de Polonia representaban uno de los grupos más numerosos. A ellos se han sumado las delegaciones oficiales de más de 100 países, más de veinte Jefes de Estado y numerosas personalidades del mundo de la política y la cultura. Estaban presentes, entre otros, los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, el rey Alberto II y la reina Paola de Bélgica, el Príncipe Hans -Adam II de Lichtenstein, el Gran Duque Henry de Luxemburgo, el ex presidente de la República de Polonia, Lech Walesa, el Presidente del Parlamento Argentino Julíán Dominguez y los Presidentes de la Unión Europea Hernan Van Rompuy y de la Comisión Europea, José Manuel Barroso. Las dos protagonistas de los milagros de Juan Pablo II, Sor Adele Labianca y Floribeth Mora Díaz, también han tomado parte en la celebración.

Los tapices con los retratos de los dos Papas - los mismos utilizados para las respectivas beatificaciones- presidian la portada de la basílica mientras en la Plaza, adornada con más de 30.000 rosas procedentes de Ecuador, y en la Vía de la Conciliación cientos de miles de fieles se preparaban para la celebración rezando la corona del rosario de la Divina Misericordia, intercalada con textos del magisterio de ambos pontífices y precedida por el Himno al beato Juan XXIII ''Pastor bueno de la grey de Cristo''. El rezo ha finalizado con el Himno al beato Juan Pablo II ''Abrid las puertas a Cristo''.

Bajo una lluvia intermitente y mientras se rezaban las letanías invocando la protección de los santos ha comenzado la procesión de los cardenales y obispos concelebrantes que antes de ocupar sus puestos han saludado al Papa emérito Benedicto XVI , el cual ha concelebrado también con el Santo Padre. Pocos minutos después de las diez, el Papa Francisco ha efectuado su ingreso en la Plaza y antes de proceder al rito de la proclamación de los nuevos santos, se ha dirigido al Papa emérito para abrazarlo.

Instantes después el cardenal Angelo Amato, S.D.B., Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, acompañado de los postuladores ha solicitado al Papa Francisco que inscribiera el nombre de los dos Papas beatos en el Catálogo de los Santos y el Santo Padre ha pronunciado la fórmula de canonización :

''En honor a la Santísima Trinidad,

para exaltación de la fe católica

y crecimiento de la vida cristiana,

con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo,

de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo

y la Nuestra,

después de haber reflexionado largamente,

invocando muchas veces la ayuda divina

y oído el parecer

de numerosos hermanos en el episcopado,

declaramos y definimos Santos

a los Beatos

Juan XXIII

y Juan Pablo II

y los inscribimos en el Catálogo de los Santos,

y establecemos que en toda la Iglesia

sean devotamente honrados entre los Santos.

En el nombre del Padre y del Hijo

Y del Espíritu Santo

Amén''.

A continuación han sido presentados al Papa los relicarios de los nuevos santos, que han permanecido expuestos en el altar durante la celebración: el de Juan Pablo II, contiene una ampolla con su sangre y es el mismo mostrado el 1 de mayo de 2011 mientras para Juan XXIII se ha fabricado uno gemelo ya que durante su beatificación, el 3 de septiembre del año 2000, su cuerpo todavía no había sido exhumado.

Después de la proclamación del Evangelio, el Santo Padre ha pronunciado una homilía en la que definió a San Juan XXIII como ''el Papa de la docilidad al Espíritu Santo'' y a San Juan Pablo II como ''el Papa de la Familia'' , habiendo recordado antes que ''en el centro de este domingo, con el que se termina la octava de pascua, y que Juan Pablo II quiso dedicar a la Divina Misericordia, están las llagas gloriosas de Cristo resucitado''.

''Él -ha dicho- ya las enseñó la primera vez que se apareció a los apóstoles la misma tarde del primer día de la semana, el día de la resurrección. Pero Tomás aquella tarde no estaba; y, cuando los demás le dijeron que habían visto al Señor, respondió que, mientras no viera y tocara aquellas llagas, no lo creería. Ocho días después, Jesús se apareció de nuevo en el cenáculo, en medio de los discípulos, y Tomás también estaba; se dirigió a él y lo invitó a tocar sus llagas. Y entonces, aquel hombre sincero, aquel hombre acostumbrado a comprobar personalmente las cosas, se arrodilló delante de Jesús y dijo: ''Señor mío y Dios mío''.

''Las llagas de Jesús son un escándalo para la fe, pero son también la comprobación de la fe. Por eso, en el cuerpo de Cristo resucitado las llagas no desaparecen, permanecen, porque aquellas llagas son el signo permanente del amor de Dios por nosotros, y son indispensables para creer en Dios. No para creer que Dios existe, sino para creer que Dios es amor, misericordia, fidelidad. San Pedro, citando a Isaías, escribe a los cristianos: ''Sus heridas nos han curado''.

''San Juan XXIII y San Juan Pablo II -ha exclamado- tuvieron el valor de mirar las heridas de Jesús, de tocar sus manos llagadas y su costado traspasado. No se avergonzaron de la carne de Cristo, no se escandalizaron de él, de su cruz; no se avergonzaron de la carne del hermano, porque en cada persona que sufría veían a Jesús. Fueron dos hombres valerosos, llenos de la parresia del Espíritu Santo, y dieron testimonio ante la Iglesia y el mundo de la bondad de Dios, de su misericordia.

''Fueron sacerdotes, obispos y papas del siglo XX. Conocieron sus tragedias, pero no se abrumaron. En ellos, Dios fue más fuerte; fue más fuerte la fe en Jesucristo Redentor del hombre y Señor de la historia; en ellos fue más fuerte la misericordia de Dios que se manifiesta en estas cinco llagas; más fuerte la cercanía materna de María''.

''En estos dos hombres contemplativos de las llagas de Cristo y testigos de su misericordia había ''una esperanza viva'', junto a un ''gozo inefable y radiante''. La esperanza y el gozo que Cristo resucitado da a sus discípulos, y de los que nada ni nadie les podrá privar. La esperanza y el gozo pascual, purificados en el crisol de la humillación, del vaciamiento, de la cercanía a los pecadores hasta el extremo, hasta la náusea a causa de la amargura de aquel cáliz. Ésta es la esperanza y el gozo que los dos papas santos recibieron como un don del Señor resucitado, y que a su vez dieron abundantemente al Pueblo de Dios, recibiendo de él un reconocimiento eterno''.

''Esta esperanza y esta alegría se respiraba en la primera comunidad de los creyentes, en Jerusalén, como se nos narra en los Hechos de los Apóstoles, que hemos escuchado en la segunda lectura. Es una comunidad en la que se vive la esencia del Evangelio, esto es, el amor, la misericordia, con simplicidad y fraternidad.

''Y ésta es la imagen de la Iglesia que el Concilio Vaticano II tuvo ante sí. Juan XXIII y Juan Pablo II colaboraron con el Espíritu Santo para restaurar y actualizar la Iglesia según su fisionomía originaria, la fisionomía que le dieron los santos a lo largo de los siglos. No olvidemos que son precisamente los santos quienes llevan adelante y hacen crecer la Iglesia. En la convocatoria del Concilio, San Juan XXIII demostró una delicada docilidad al Espíritu Santo, se dejó conducir y fue para la Iglesia un pastor, un guía-guiado por el Espíritu Santo. Éste fue su gran servicio a la Iglesia; por eso a mí me gusta recordarlo como el Papa de la docilidad al Espíritu''

''En este servicio al Pueblo de Dios, Juan Pablo II fue el Papa de la familia. Él mismo, una vez, dijo que así le habría gustado ser recordado, como el Papa de la familia. Me gusta subrayarlo ahora que estamos viviendo un camino sinodal sobre la familia y con las familias, un camino que él, desde el Cielo, ciertamente acompaña y sostiene''.

''Que estos dos nuevos santos pastores del Pueblo de Dios -ha concluido-intercedan por la Iglesia, para que, durante estos dos años de camino sinodal, sea dócil al Espíritu Santo en el servicio pastoral a la familia. Que ambos nos enseñen a no escandalizarnos de las llagas de Cristo, a adentrarnos en el misterio de la misericordia divina que siempre espera, siempre perdona, porque siempre ama''.

La basílica de San Pedro permanecerá abierta hoy desde las 14 hasta las 22 horas para que los peregrinos puedan venerar los cuerpos de los dos Papas canonizados en cuyas urnas de cristal ya se ha añadido la palabra santo.


sábado, 26 de abril de 2014

ROMA SE PREPARA PARA LA CANONIZACIÓN DE LOS DOS PAPAS


Ciudad del Vaticano, 26 abril 2014 (VIS).-La ciudad de Roma acoge estos días a los cientos de miles de fieles que mañana asistirán en la Plaza de San Pedro a la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II y en la que estarán presentes delegaciones de más de 100 países y al menos veinticuatro Jefes de Estado.

Ya a lo largo de esta semana la Opera Romana Pellegrinaggi (ORP) ha instalado 19 pantallas gigantes para que los fieles y peregrinos vean la ceremonia de la canonización de los dos Papas tanto en Roma como en Milán. Tres están colocadas en la central Via de los Foros Imperiales, una en el aeropuerto romano de Fiumicino y otra en la Plaza del Duomo de Milán. La mayor parte, sin embargo (nueve) están dislocadas en las calles más cercanas a la Plaza de San Pedro: Via de la Conciliación, Plaza de Pío XII , zona peatonal y jardines de Castel Sant'Angelo. También hay una en la Plaza Navona para los peregrinos de lengua polaca y otra en la Plaza Farnese para los franceses, así como en la basílica de Santa María la Mayor. Hasta el lunes 28 de abril, se transmitirán en seis idiomas noticias y material filmado de ambos pontífices e informaciones de utilidad pública.

Monseñor Liberio Andreatta, vicepresidente de la ORP, comentando este acontecimiento sin precedentes decía : ¿Nunca en la historia de Roma o en la historia del mundo ha sucedido ésto: dos Papas santos y dos Papas vivos que los han conocido?. De ahí que el calendario de los eventos que lo preceden sea también muy nutrido. Ayer, los peregrinos franceses abrieron su 'Camino de Santidad' que concluye el día 27; un recorrido entre arte y fe que pasa a través de las cinco iglesias con las que cuenta esa comunidad en Roma. Del mismo modo los universitarios que asistirán a la canonización tuvieron una misa en la capilla Santo Tomás de Aquino de la Universidad de Roma Tor Vergata. Y hoy a partir de las 18,00 los fieles bergamascos, la región natal de Juan XXIII, se reunirán en la basílica de San Juan de Letrán, mientras a las 19,00 se abrirá una vigilia de oración en Santa María in Montesanto, '' la iglesia de los artistas'' , en Piazza del Popolo.

A las 21,00 comienza la Noche Blanca de oración. Las iglesias del centro de Roma estarán abiertas para todos los fieles que quieran rezar y confesarse y, en once de ellas (Santa Inés en Agone, San Marcos en el Capitolio, Santa Anastasia, Santísimo Nombre de Jesús, Santa María in Vallicella, San Juan de los Florentinos, San Andrés della Valle, San Bartolomé en la Isla Tiberina, San Ignacio de Loyola en Campo Marzio, las Santísimas Estigmadas, los Doce Apóstoles y la basílica del Sagrado Corazón de Jesús) habrá celebraciones litúrgicas en diversos idiomas. Por su parte, los jóvenes de la Acción Católica se reunirán en la parroquia de Santa María de las Gracias en una vigilia de oración desde las 22,30 del sábado a las 5 de la mañana del domingo 27.

Mañana 100 personas de la ORP y 550 voluntarios de asociaciones católicas estarán a disposición de los presentes en Via de la Conciliación para facilitarles cualquier tipo de información y ocho autobuses, a partir de las cinco de la mañana, llevarán a los alrededores de la Plaza de San Pedro a doscientos sacerdotes y diáconos que distribuirán la Eucaristía junto con 5.000 sacerdotes romanos y 200 seminaristas de la capital y de Bérgamo.
Monseñor Andreatta recuerda también que el acceso a la Plaza de San Pedro es gratis y no se venden entradas. Una advertencia que reitera la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice poniendo en guardia a los fieles de la 'reventa' o de peticiones de dinero por parte de agencias turísticas.

Por su parte el Ayuntamiento de Roma ha elaborado un plan especial de transportes para estos días. Las líneas de metro funcionarán sin interrupción del 26 al 28 de abril, aumentará el número de autobuses, se reforzarán los efectivos de policía y habrá 14 unidades médicas móviles, además de 2.630 voluntarios de la protección civil.
También Internet se suma a estos días especiales. La Oficina de la Postulación del Vicariato de Roma ha creado la 'App' gratuita 'Santo subito'' , disponible en cuatro idiomas, con noticias, mapas, recorridos y libro litúrgico de la ceremonia de canonización, junto con el calendario de todos los eventos programados desde el 25 al 28 de abril.

Los Museos Vaticanos celebran la canonización con una muestra fotográfica titulada ?La humildad y el valor? que recoge 120 fotografías de los dos Papas santos. La antología fotográfica, que permanecerá abierta hasta el 19 de julio, está dividida en dos sectores: la primera, completamente en blanco y negro, narra el pontificado de Juan XXIII, mientras que la segunda toda en color presenta el de Juan Pablo II, el más largo del siglo XX.

miércoles, 16 de abril de 2014

"El camino de la humillación de Cristo"

(Audiencia en miércoles santo, 16.04.2014)

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hoy, en medio de la Semana Santa, la liturgia nos presenta aquel episodio triste, la historia de la traición de Judas, que va ante los jefes del Sanedrín para regatear y entregarles a su Maestro. ¿Cuánto me dan si yo se los entrego? Y Jesús, desde aquel momento tiene un precio. Este acto dramático marca el inicio de la Pasión de Cristo, un doloroso camino que Él elige con libertad absoluta. Y lo dice claramente Él mismo: "yo doy mi vida …Nadie me la quita, sino que la doy por mí mismo. Tengo el poder de darla y de retomarla "(Jn 10:17-18). Y así, comienza ese camino de la humillación, de la expoliación, con esta traición. Jesús, como si estuviera en el mercado: "esto cuesta 30 denarios" y Jesús recorre este camino de humillación y de la expoliación hasta el final.

Jesús alcanza la humillación completa con la "muerte en cruz". Se trata de la peor de las muertes, destinada a los esclavos y a los delincuentes. Jesús era considerado un profeta, pero muere como un delincuente. Observando a Jesús en su pasión, vemos como en un espejo, también los sufrimientos de toda la humanidad y encontramos la respuesta divina al misterio del mal, del dolor, de la muerte. Y muchas veces sentimos horror ante el mal y el dolor que nos rodea y nos preguntamos: "¿Por qué Dios permite esto?”. Es una herida profunda para nosotros ver el sufrimiento y la muerte, ¡sobre todo la de los inocentes! Cuando vemos sufrir a los niños es una herida en el corazón, es el misterio del mal y Jesús toma todo este mal, todo este sufrimiento sobre sí mismo.
Esta semana nos hará bien a todos nosotros mirar el Crucifijo, besar las llagas de Jesús, besarlas en el Crucifijo. Él ha tomado sobre Él todo el sufrimiento humano, se ha “vestido” de ese sufrimiento.

Nosotros esperamos que Dios en su omnipotencia derrote la injusticia, el mal, el pecado y el sufrimiento con una triunfante victoria. Dios nos muestra, en cambio, una humilde victoria que humanamente parece un fracaso. Y podemos decir, Dios vence en la derrota precisamente. El Hijo de Dios, de hecho, aparece en la cruz como un hombre derrotado: sufre, es traicionado, insultado y finalmente muere. Jesús permite que el mal se ensañe con Él y lo toma sobre sí para vencerlo. Su pasión no es un accidente; su muerte - aquella muerte - estaba "escrita". De verdad, no tenemos tanta explicación, es un misterio desconcertante, el misterio de la gran humildad de Dios: “Dios - en efecto - amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único”. (Jn 3,16).

La pasión y la muerte de Jesús y las frustraciones de tantas esperanzas humanas son el camino real a través del cual Dios obra nuestra salvación. Un camino que no corresponde a los criterios humanos, es más, los abate. En sus heridas somos curados (cf. 1 P 2,24).

Esta semana, pensemos tanto en el dolor de Jesús, y digámonos a nosotros mismos: “¡y ésto es por mí!” Aunque yo hubiera sido la única persona en el mundo, Él lo habría hecho. ¡Lo ha hecho por mí! Y besemos el Crucifijo y digamos: “por mí, gracias Jesús, por mí”.

Y cuando todo parece perdido, cuando no queda ninguno porque herirán "al pastor, y se dispersarán las ovejas del rebaño" (Mt 26,31), es entonces cuando Dios interviene con el poder de la resurrección. La resurrección de Jesús no es el final feliz de un cuento de hadas, no es un final feliz de una película, sino que es la intervención de Dios Padre, allí donde está desecha la esperanza humana. En el momento en el cual todo parece perdido, en el momento del dolor en el cual tantas personas sienten la necesidad de bajar de la cruz, es el momento más cercano a la resurrección. La noche se hace más oscura justamente antes de que empiece la mañana, antes que comience la luz. En el momento más oscuro interviene Dios y resucita.

Jesús, quien optó seguir por este camino, nos llama a seguirlo en su propio camino de humillación. Cuando en ciertos momentos de la vida no encontramos vía de escape a nuestras dificultades, cuando precipitamos en la oscuridad más densa, es el momento de nuestra humillación y expoliación total, es el tiempo en el que experimentamos que somos débiles y pecadores, es entonces, en aquel momento, que no debemos enmascarar nuestro fracaso, sino abrirnos confiadamente a la esperanza en Dios, como hizo Jesús.

Queridos hermanos y hermanas, esta semana nos hará bien tomar el Crucifijo en la mano y besarlo tantas veces, y decir: “gracias Jesús, gracias Señor”. Así sea.


Traducción del italiano: Eduardo Rubió - María Cecilia Mutual

lunes, 14 de abril de 2014

La dictadura del pensamiento único mata la libertad de los pueblos

(Con audio) RealAudioMP3 “También hoy existe la dictadura del pensamiento único” que mata “la libertad de los pueblos, la libertad de la gente, la libertad de las conciencias”, por lo que es necesario “vigilar y rezar”. Lo dijo el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa de Santa Marta, en este caso el jueves de Cuaresma que precede el Domingo de Ramos.

Dios promete a Abraham que será padre de una multitud de naciones, y que él y su descendencia deberá observar la alianza con el Señor. El Papa Francisco se inspiró en la primera lectura del día para explicar la cerrazón de los fariseos ante el mensaje de Jesús. Y destacó que “su equivocación fue la de separar los mandamientos del corazón de Dios”. Pensaban que todo se resolvía observando los mandamientos – subrayó el Papa –, pero éstos no constituyen “una fría ley”, porque nacen de una relación de amor; y son “indicaciones” que nos ayudan a no equivocarnos en nuestro camino para encontrar a Jesús. 

De este modo, los fariseos cierran su corazón y su mente “a toda novedad”, y no comprenden “el camino de la esperanza”. “Es el drama del corazón cerrado, el drama de la mente cerrada” – afirmó Francisco – y añadió que “cuando el corazón está cerrado, este corazón cierra la mente, y cuando mente y corazón están cerrados, no hay lugar para Dios”, sino sólo para lo que nosotros creemos que se debe hacer.

En cambio, “los mandamientos llevan una promesa y los profetas despiertan esta promesa”. Quienes tienen el corazón y la mente cerrados, no logran acoger el “mensaje de novedad” que trajo Jesús, y que “es el que había sido prometido por la fidelidad de Dios y por los profetas. Pero ellos no entienden”: 

“Es un pensamiento cerrado que no está abierto al diálogo, a la posibilidad de que exista otra cosa, a la posibilidad de que Dios nos hable, que nos diga cómo es su camino, como hizo con los profetas. Esta gente no había escuchado a los profetas y no escuchaba a Jesús. Es algo más que ser simplemente cabeza dura. No, es algo más: es la idolatría del propio pensamiento. ‘Yo pienso así, esto debe ser así y nada más’. Esta gente tenía un pensamiento único y quería imponer este pensamiento al pueblo de Dios, por esto Jesús les llama la atención: ‘Ustedes cargan sobre las espaldas del pueblo tantos mandamientos y ustedes no los tocan ni con un dedo’”. 

Jesús “les reprocha su incoherencia”. “La teología de esta gente – observó el Santo Padre – se vuelve esclava de este esquema, de este esquema de pensamiento: el pensamiento único”:

“No hay posibilidad de diálogo, no hay posibilidad de abrirse a las novedades que Dios trae con los profetas. Esta gente ha matado a los profetas; cierran la puerta a la promesa de Dios. Y cuando en la historia de la humanidad se produce este fenómeno del pensamiento único, cuántas desgracias. En el siglo pasado hemos visto todos nosotros las dictaduras del pensamiento único, que terminó por matar a tanta gente, pero en el momento en el que ellos se sentían patrones no se podía pensar de otra manera. Se piensa así”.

Y “también hoy – prosiguió Francisco – existe la idolatría del pensamiento único”: 

“Hoy se debe pensar así y si tú no piensas así no eres moderno, no eres abierto o peor. Tantas veces dicen algunos gobernantes: ‘Pero, yo pido una ayuda, una ayuda financiera para esto’, ‘pero si tú quieres esta ayuda, debes pensar así y debes cumplir esta ley, y esta otra, y esta otra...’. También hoy está la dictadura del pensamiento único y esta dictadura es la misma de aquella gente: toma las piedras para lapidar la libertad de los pueblos, la libertad de la gente, la libertad de las conciencias, la relación de la gente con Dios. Y hoy Jesús es crucificado otra vez”.

La exhortación del Señor “frente a esta dictadura – concluyó el Papa – es la misma de siempre: vigilar y rezar; no ser tontos, no comprar” cosas “que no sirven y ser humildes y rezar, para que el Señor nos de siempre la libertad del corazón abierto, para recibir su Palabra ¡que es promesa, alegría y alianza! Y con esta alianza ir adelante”. 

(María Fernanda Bernasconi – RV).

domingo, 13 de abril de 2014

¿A quién me parezco?

Homilía del Papa Francisco, en el Domingo de Ramos de 2014

Esta semana comienza con una procesión festiva con ramas de olivo: todo el pueblo acoge a Jesús. Los niños y los jóvenes cantan, alaban a Jesús. Pero esta semana va adelante en el misterio de la muerte de Jesús y de su resurrección. 

Hemos escuchado la Pasión del Señor. Nos hará bien preguntarnos ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo ante mi Señor? ¿Quién soy yo, delante de Jesús entrando en Jerusalén en este día de fiesta? ¿Soy capaz de expresar mi alegría, de alabarlo? ¿O tomo las distancias? ¿Quién soy yo, delante de Jesús que sufre? Hemos oído muchos nombres: tantos nombres. 

El grupo de líderes religiosos, algunos sacerdotes, algunos fariseos, algunos maestros de la ley que había decidido matarlo. Estaban esperando la oportunidad de apresarlo ¿Soy yo como uno de ellos? Incluso hemos oído otro nombre: Judas. 30 monedas. ¿Yo soy como Judas? Hemos escuchado otros nombres: los discípulos que no entendían nada, que se quedaron dormidos mientras el Señor sufría. 

¿Mi vida está dormida? ¿O soy como los discípulos, que no entendían lo que era traicionar a Jesús? ¿O como aquel otro discípulo que quería resolver todo con la espada: soy yo como ellos? ¿Yo soy como Judas, que finge amar y besa Maestro para entregarlo, para traicionarlo? ¿Soy yo, un traidor? ¿Soy como aquellos líderes religiosos que tienen prisa en organizar un tribunal y buscan falsos testigos? ¿Soy yo como ellos?

Y cuando hago estas cosas, si las hago, ¿creo que con esto salvo al pueblo? ¿Soy yo como Pilato que cuando veo que la situación es difícil, me lavo las manos y no sé asumir mi responsabilidad y dejo condenar – o condeno yo – a las personas? ¿Soy yo como aquella muchedumbre que no sabía bien si estaba en una reunión religiosa, en un juicio o en un circo, y elije a Barrabás? 

Para ellos es lo mismo: era más divertido, para humillar a Jesús. ¿Soy yo como los soldados que golpean al Señor, le escupen, lo insultan, se divierten con la humillación del Señor? ¿Soy yo como el Cireneo que regresaba del trabajo, fatigado, pero que tuvo la buena volunta de ayudar al Señor a llevar la cruz? ¿Soy yo como aquellos que pasaban delante de la Cruz y se burlaban de Jesús?: “¡Pero... tan valeroso! ¡Que descienda de la cruz, y nosotros creeremos en Él!”. 

La burla a Jesús… ¿Soy yo como aquellas mujeres valientes, y como la mamá de Jesús, que estaba allí, y sufrían en silencio? ¿Soy yo como José, el discípulo escondido, que lleva el cuerpo de Jesús con amor, para darle sepultura? ¿Soy yo como estas dos Marías, que permanecen en la puerta del Sepulcro, llorando, rezando? ¿Soy yo como estos dirigentes que al día siguiente fueron a los de Pilato para decir: “Pero, mira que éste decía que habría resucitado; pero que no venga otro engaño”, y frenan la vida, bloquean el sepulcro para defender la doctrina, para que la vida no salga afuera? ¿Dónde está mi corazón? ¿A cuál de éstas personas yo me parezco? 

Que esta pregunta nos acompañe durante toda la semana.

viernes, 11 de abril de 2014

Conferencia en Roma para conmemorar el legado del Papa Juan Pablo II en la ONU

El 25 de abril, un magnífico conjunto de embajadores, intelectuales, escritores y líderes honrarán la labor de quien pronto será San Juan Pablo el Grande al «Erigir una cultura mundial de la vida en la ONU y más allá». La conferencia de un día conmemorará su legado en las Naciones Unidas, donde actualmente perdura una alianza que respalda la familia natural y la dignidad de la persona humana.  
Cada uno de los oradores desempeñó una importante función en el colosal reto de la ONU en 1994 para defender a la vida inocente del aborto, o fue inspirado por el llamado mundial del papa Juan Pablo II a proteger la vida de los mandatos internacionales. Ellos relatarán sobre los desafíos que enfrentaron (algunos trabajaron junto a la Santa Sede y el difunto Papa) y hablarán de lo que es más necesario hacer para promover una noción genuina de la dignidad humana.
La canonización y la conferencia tienen lugar mientras la ONU celebra el vigésimo aniversario del acontecimiento en el que el liderazgo del difunto pontífice impidió el derecho internacional al aborto y dio inicio a un movimiento provida mundial.
En 1994, los líderes políticos aprovecharon la conferencia de las Naciones Unidas sobre la población y el desarrollo en El Cairo para crear una nueva categoría de «derechos reproductivos». Su estrategia consistía en reposicionar la cada vez más desacreditada causa del control demográfico dentro del movimiento de derechos de la mujer. El lema del gobierno de Clinton era «el acceso al aborto seguro, legal y voluntario es un derecho humano fundamental».
No obstante, como lo precisó George Weigel, «lo más significativo que los organizadores de la conferencia de El Cairo no habían tenido en cuenta era la autoridad moral del papa Juan Pablo II».
En una serie de mensajes breves, el Papa llamó la atención sobre la crisis que se avecinaba. Su mensaje hizo eco entre católicos, evangélicos y musulmanes, en la sociedad civil y en los gobiernos.
Incluso antes de comenzar la conferencia de El Cairo, la imprevista oposición hizo que el vicepresidente Al Gore retrocediera diciendo que «los Estados Unidos no han buscado, no buscan ni buscarán instaurar ningún derecho internacional al aborto».
Los defensores del aborto se vieron obligados a transigir en que este, donde fuera legal, debería ser «seguro», pero que los países podrían dictar sus propias leyes en materia de aborto. Aunque eso dista mucho de ser una protección jurídica universal de los niños por nacer, lo cual la Santa Sede y sus aliados siguen procurando, constituyó un tremendo revés para las agrupaciones pro «derechos reproductivos».
La meta de los defensores del aborto permanece igual, mientras Hillary Clinton intenta retomarla mediante su candidatura anticipada por la presidencia de los Estados Unidos. Los arquitectos de El Cairo se encuentran en Nueva York esta semana para reavivar el movimiento, y con frecuencia, si bien indirectamente, rinden homenaje al legado del papa Juan Pablo II cuando hablan del estancamiento en sus avances.
La conferencia de Roma, que cuenta con el auspicio conjunto de Catholic Family and Human Rights Institute (editor de Friday Fax) y de Alliance Defending Freedom, tendrá lugar dos días antes de la canonización del papa Juan Pablo II. Entre los principales conferenciantes se encuentran George Weigel, Michael Novak y Rocco Buttiglione

martes, 8 de abril de 2014

Una entrevista informal del Papa a jóvenes belgas

(RV).- La televisión pública flamenca de Bélgica VRT transmitió el pasado jueves, la entrevista informal de unos chicos belgas al Papa Francisco, el 31 de marzo pasado, realizada en el Palacio Apostólico Vaticano. La iniciativa nació de un proyecto de comunicación de la pastoral juvenil de Flandes. Los chicos acompañados por mons. Lucas Van Looy, obispo de Gante, hicieron sus preguntas en inglés y el Papa respondió en italiano. Fue un encuentro alegre y familiar, en un clima de gran sencillez: entre los jóvenes se encontraba también una chica no creyente que afirmó estar inspirada por las palabras del Papa Francisco. Preguntaron ante todo por qué había aceptado esta entrevista. El Papa respondió que para él es un servicio precioso hablarle a las inquietudes de los jóvenes. Luego, le fue formulada una pregunta espontánea: “¿Ud. es feliz? ¿Y por qué?”:

“¡Absolutamente! Absolutamente [ríe] ¡soy feliz!… Y es también una felicidad tranquila, porque a esta edad no es la misma felicidad de un joven, hay una diferencia. Una cierta paz interior, una paz grande, felicidad, que también viene con la edad. Y también con un camino que siempre ha tenido problemas. También ahora hay problemas, pero esta felicidad no se va con los problemas, no: ve los problemas, los sufre y luego va adelante, hace algo por resolverlos y va adelante. Pero en lo profundo del corazón existe esta paz y esta felicidad. Es una gracia de Dios, para mí, verdaderamente. Es una gracia. No es mérito mío”.

Los chicos preguntaron el motivo del gran amor de Francisco por los pobres: “Porque es el corazón del Evangelio”, respondió el Papa:

“Para mí, el corazón del Evangelio es de los pobres. He escuchado, hace dos meses, que por esta razón una persona dijo: ‘¡Este Papa es comunista!’. ¡No! Ésta es una bandera del Evangelio, no del comunismo: del Evangelio. La pobreza sin ideología, la pobreza… Y por este motivo creo que los pobres están al centro del anuncio de Jesús. Basta leerlo. El problema es que después esta actitud hacia los pobres, algunas veces, en la historia ha sido ideologizada”.

La muchacha no creyente preguntó al Papa que mensaje tiene para todos los jóvenes:

“Todos somos hermanos. Creyentes, no creyentes, o de una confesión religiosa o de la otra, judíos, musulmanes… ¡Todos somos hermanos! El hombre está al centro de la historia, y para mí esto es muy importante: el hombre está al centro. En este momento de la historia, el hombre ha sido expulsado del centro, ha resbalado hacia la periferia, y al centro – al menos en este momento – está el poder, el dinero y nosotros tenemos que trabajar por las personas, por el hombre y la mujer, que son la imagen de Dios”.

Hoy, continuó el Papa, “hemos entrado en una cultura del descarte”: “son expulsados los niños - no queremos niños-, menos familias pequeñas: no se desean niños, son expulsados los ancianos: tantos ancianos mueren por una eutanasia escondida, porque no se ocupan de ellos y mueren. Y ahora son expulsados los jóvenes”. El Papa recordó que en Italia la desocupación juvenil de los 25 años para abajo es casi del 50 por ciento. Pero recordando sus encuentros con algunos jóvenes políticos argentinos, afirmó tener confianza en ellos y en su deseo, de hechos concretos:

“Y estoy contento porque ellos, ya sean de izquierdas o de derechas, hablan una música nueva, con una música nueva, un nuevo estilo de política. Y aquello me da esperanza. Y yo creo que la juventud, en este momento, debe tomar la luz e ir adelante. ¡Que sean valientes! Esto me da esperanza”.

Respondiendo a una pregunta sobre la búsqueda de Dios, el Papa responde:

“Cuando el hombre se encuentra a sí mismo, busca a Dios”. “A lo mejor no consigue encontrarlo, pero va por un camino de honestidad, buscando la verdad, por un camino de bondad, y un camino de belleza... es un buen camino y ¡encontrará a Dios seguro! Tarde o temprano, pero lo encontrará. Pero el camino es largo y algunas personas no lo encuentran en la vida. No lo encuentran conscientemente. Pero son verdaderos y honestos consigo mismos, muy buenos y muy amantes de la belleza, que al final tienen una personalidad muy madura, capaces de un encuentro con Dios, que siempre es una gracia. Porque el encuentro con Dios es una gracia”.

Un joven le pregunta qué le han enseñado sus errores. Papa Francisco afirma que los errores son “grandes maestros de la vida”:

“Grandes maestros: te enseñan tanto. También te humillan, te enseñan tanto. También te humillan, porque uno puede sentirse súper hombre, una súper mujer... y tú te equivocas y esto te humilla y te pone en tu sitio. Yo no diría que de todos mis errores he aprendido: creo que de algunos no he aprendido, porque soy testarudo –ríe- y no es fácil aprender. Pero de tantos errores he aprendido y esto me ha hecho bien, me ha hecho bien. Y también reconocer los errores. Me he equivocado aquí, me he equivocado allá, me equivoco allá... Y también estar atento para no volver al mismo error”.

Una chica le pregunta: “¿Tiene un ejemplo concreto de cómo ha aprendido de un error?”:

“Por ejemplo, en la conducción de la vida de la Iglesia: yo fui nombrado superior muy joven y he cometido muchos errores con el autoritarismo, por ejemplo. Yo era muy autoritario: a los 36 años… Y después, he aprendido que se debe dialogar, se debe escuchar que piensan los otros… ¡Pero esto no se aprende de una vez para siempre! ¡Es un largo camino!”.

Llega después otra pregunta espontánea: “¿De qué tiene miedo usted?”

“¡Eh, de mí mismo! [Ríe] Miedo… pero mira, en el Evangelio, Jesús repite mucho: ¡No tengan miedo! Tantas veces lo dice, ¿no? ¿Y por qué? Porque Él sabe que el miedo es una cosa diría ‘normal’. Nosotros tenemos miedo de la vida, tenemos miedo de tantos retos, tenemos miedo delante de Dios. Todos tenemos miedo, todos. Tú no debes preocuparte de tener miedo. Debes sentirlo, pero no tienes que temerlo, y luego debes pensar: ¿Por qué tengo miedo? Y delante de Dios y delante de ti misma buscar de aclarar la situación o pedir ayuda a otro. El miedo no es un buen consejero, porque te aconseja mal”

Entonces explica que “existe el miedo malo y el miedo bueno. El miedo bueno es como la prudencia”: ayuda a no hacernos caer. Y existe el miedo malo: aquel que te anula y no te deja hacer nada. Y es necesario rechazarlo.

Finalmente la última pregunta de los jóvenes al Papa fue particular: “¿Tiene usted una pregunta para nosotros?”:

“No es original, la pregunta que les quiero hacer. La tomo del Evangelio. ¿Dónde está tu tesoro? Ésta es la pregunta. ¿Dónde reposa tu corazón?, ¿Sobre qué tesoro reposa tu corazón? Porque donde está tu tesoro será tu vida… Ésta es la pregunta que les hago, pero deberán responderla a ustedes mismos, solos [ríe] en su casa…”.



Leyes inspiradas en Hitler y Stalin

Algunos se creen que no hay nada más moderno ni avanzado que permitir que los hijos cambien de sexo sin contar con los padres; y que el col...