Páginas vistas

lunes, 10 de octubre de 2016

Palabras de Juan Pablo II, impactantes, y que el cristiano medio no se atreve a poner por obra


"Los cristianos son raza elegida, sacerdocio santo, llamados también sal de la tierra y  luz del mundo. Su específica vocación y misión consiste en manifestar el Evangelio en sus vidas y, por tanto, en introducir el Evangelio, como una levadura, en la realidad del mundo en que viven y trabajan. Las grandes fueras que configuran el mundo (política, mass-media, ciencia, tecnología, cultura, educación, industria) constituyen precisamente las áreas en las que los seglares son especialmente competentes para ejercer su misión. Si estas fuerzas están conducidas por personas que son verdaderos discípulos de Cristo, y, al mismo tiempo, plenamente competentes en el conocimiento y en la ciencia seculares, entonces el mundo será ciertamente transformado desde dentro mediante el poder redentor de Cristo”.  Juan Pablo II, Limerick (Holanda) , 1-X-1979
Publicar un comentario

La verdad, aliada del debate civilizado

Por Juan Meseguer, abril 2017  En Estados Unidos, la comunidad académica asiste con preocupación al deterioro de la libertad de expresión...