Páginas vistas

jueves, 28 de marzo de 2013

El Papa Francisco saluda a los participantes del UNIV 2013

Documental que los chicos y chicas del UNIV han regalado al Papa Francisco



En este documental, junto a imágenes inéditas de la predicación de san Josemaría, dan su testimonio jóvenes de París, Londres, Barcelona, Roma, Chicago, Nueva York y Buenos Aires. 

Los jóvenes del UNIV han podido entregar el vídeo al Papa Francisco durante su primera audiencia pública. Desean que el Santo Padre conozca sus deseos y su empeño por vivir la vida cristiana.

Se trata de un vídeo esperanzador que resumen en 27 minutos algunos aspectos centrales de la vida de fe en los jóvenes.

Y el Papa Francisco señaló recientemente que: "¡Los jóvenes deben decir al mundo: es bueno ir con Jesús! ¡es bueno andar con Jesús! ¡es bueno el mensaje de Jesús! ¡es bueno salir de sí mismos, ir a la periferia del mundo y de la existencia para llevar a Jesús!".

Su predecesor, había señalado en 2006: "Es urgente que surja una nueva generación de apóstoles enraizados en la palabra de Cristo, capaces de responder a los desafíos de nuestro tiempo y dispuestos a difundir el Evangelio por todas partes. ¡Esto es lo que os pide el Señor, a esto os invita la Iglesia, esto es lo que el mundo -aun sin saberlo- espera de vosotros!". 
(Palabras recogidas de la web www.opusdei.org


El vídeo ha sido producido por la ISCOM y dirigido por Juan Martín Ezratty (Digito Identidad). 

Qué es y qué no es la austeridad


Antonio Argandoña, Ordinario del IESE

Me gustó mucho la entrevista que la Revista Valors hizo a Guillem López Casasnovas en su monográfico de febrero de 2013 sobre la austeridad (aquí, en catalán). Se sale de lo que es opinión pública, políticamente correcta, para decir unas cuantas cosas interesantes. He aquí una selección.
“Hablamos demasiado de la austeridad. La austeridad que la gente ve como real está ligada al sector público. Pero de la austeridad voluntaria, no forzada, la de la gente que consigue llegar a final de mes y que tendría que haber aprendido de la crisis que nunca se deben desperdiciar los recursos, que es la austeridad real, se habla, pero no se practica”. “La austeridad del sector público responde a la reconducción de un comportamiento que en muchos sentidos ha sido desperdiciador: y, por tanto, bienvenida sea”.
La austeridad en el sector público “tiene un sesgo: pensar que son los ingresos los que determinan el gasto. En realidad, en el sector público es al revés: primero hay que valorar el gasto que hay que hacer y después mirar los ingresos necesarios para financiarlos (…) ¿Cuánto gasto del que hacemos se evalúa? Muy poco (…) Los beneficios han de compensar los costes, no ser simplemente positivos”.
“Estamos haciendo recortes de gasto sin identificar suficientemente los ámbitos en los que un proceso de desinversión, de reducción de gastos, comporta más beneficios en términos de consolidación fiscal, y menores costes -los beneficios para los afectados”. López Casasnovas echa en falta la existencia de una agencia de evaluación externa, que lleve a cabo esa tarea, y señala que “hay gente que piensa que su interés es el de todos; en el sector público es el pan de cada día. Se confunde el interés del Estado del Bienestar con el interés de sus empleados”.
Y acaba afirmando que “hemos de hacer una depuración de caballo, no solo en el sector público, sino también en las empresas y en las familias. En las empresas su depuración consiste en reequilibrar la dependencia financiera, que es excesiva, respecto de su capacidad de autofinanciación. Las personas no han de tener tanta aversión al riesgo, sino un toma de decisiones más próxima a la propia responsabilidad. Y el sector público en general ha de hacer una depuración que valide las cosas que esté justificado hacer en términos de los beneficios y los costes en el margen”.

sábado, 23 de marzo de 2013

(1-2) Lavado de cerebro: la paradoja de la igualdad

Sólo una aclaración: "LAVADO DE CEREBRO" es el título que la propia cadena estatal noruega NRK dió a esta serie de documentales, no nosotros (quienes la hemos traducido y subtitulado". Sí te fijas, en los primeros minutos aprece la palabra "Hjernevask" que significa literalmente "lavado de cerebro".




sábado, 16 de marzo de 2013

El hermano Papa


Rubén Amún, enviado especial en Roma, El Mundo, edición digital ,  16.03.2012Entiendo mejor ahora al cardenal Amigo cuando aludía en la plaza de San Pedro al esfuerzo que hubo de hacer para contener las lágrimas en la Capilla Sixtina.
Se refería al trance en que Jorge Mario Bergoglio decidió adoptar el nombre de Francesco. Hubiera llorado Amigo, que es franciscano. No lo hizo por el sentido del pudor o de la vergüenza.
Entiendo mejor ahora al cardenal Amigo. Reconozco haber hecho un esfuerzo  para contener unas lágrimas delante de mis colegas en la audiencia de esta mañana. Y no soy franciscano, ni cardenal. Ni me sugestionaba el "Juicio final" de Miguel Ángel. Ni tengo fe en Dios.
Sí tengo fe en Francisco, incluso comprendo al cardenal canadiense Thomas Christopher Collins cuando atribuía la elección de Bergoglio a lasantidad. Me parecía una abstracción, una obviedad, pero la "homilía" de esta mañana me ha sacudido las entrañas.
Me ha conmovido escuchar al Papa cuando se desentendía del discurso escrito. Y cuando evocaba el momento en que el cardenal brasileño Hummes le susurraba al oído que se acordara de los pobres. Resolvió entonces llamarse Francisco, de forma que el abrazo a un periodista invidente que subía al escenerio del aula Pablo VI con la tozudez  del perro que lo guiaba simbolizaba la fraternidad franciscana hacia las critaturas de Dios.
El hermano perro, el hermano creyente, el hermano sol,  la hermana gaviota que custodiaba la chimenea, la hermana lluvia, el hermano descreído, el católico y el no católico, el hermano hermano, como diría Walt Whitman.
Trascendía así el espeluznante respeto que comportaba la despedida de la ceremonia. Nos dijo Francisco que nos bendecía. Pero que nos bendecíaen silencio, para respetar al agnóstico y al ateo. Y al protestante y al musulmán. Y al  laico y al nihilista, aun "consciente de que todos somos hijos de Dios". Así es que el Papa rezó cabizbajo y hacia dentro.
Hacia fuera había demostrado un inteligente sentido del humor -no se puede tomar en serio a la gente que no sabe reírse- y había cuestionado los rigores del protocolo. Siempre que pudo se deshizo de los papeles.
Y cuando leía se equivocaba o abusaba del acento porteño, ejemplos ambos de su "falibilidad" y hasta demostrativos del titular que hace unos días publicaba un diario gratuito colombiano en el contexto de la proclamación papal: 'Argentino pero modesto'.
Modesto, espontáneo y cálido. Tan cálido y entrañable que las personalidades y subalternos premiados con el privilegio del besamanos se atrevían a abrazarlo. O era el Papa quien lo hacía, malogrando la distancia del rey y los súbditos, incluso a riesgo de indignar a los liturgistas y de inquietar a los funcionarios curiales que interpretan al hermano Papa como una amenaza.
Me decía un taxista romano que este Pontífice no iba a durar mucho. Dejaba en el aire los detalles o los sugería con una inquietante gestualidad al estilo de  Alberto Sordi"Una Iglesia pobre para los pobres". He aquí el mensaje y la revolución. Y el gran titular de la audiencia, ya que periodistas éramos -y familiares y amigos- los que esta mañana hemos identificado esta mañana en Roma el milagro de la comunicación.

jueves, 14 de marzo de 2013

Anécdotas del nuevo Papa


El cardenal Timothy Dolan contó a las pocas horas de la elección del nuevo Papa algunos detalles, como el gesto de trasladarse desde la Capilla Sixtina a Santa Marta no en la limusina que estaba esperándole, sino en el mismo autobús que los cardenales.

    Ese gesto mostró su humildad, señaló el arzobispo de Nueva York, quien agregó que la mayor parte de los purpurados había tomado autobuses para volver a su residencia en el Vaticano y ya se habían formado en una línea para saludar al nuevo Papa cuando llegara a ese lugar para la última cena que tendrían como grupo. Estaban esperando que llegara en la limusina que habían visto aparcada en el Palacio Apostólico. "Y cuando el último bus se detiene, ¿adivinan quién desciende? El Papa Francisco I. Imagino que le dijo al chófer: ´No hay problema, me voy con los muchachos´", dijo Dolan a los periodistas.

   Dentro de la residencia, durante la cena, el Papa mostró su lado más simpático: "Brindamos por él y cuando él brindó por nosotros, dijo: ´Que Dios les perdone´". Y luego añadió: "Voy a dormir bien esta noche y algo me dice que ustedes también", en alusión a la intensidad de estos últimos días.

El nuevo Papa adelantó a los cardenales que el jueves visitará al Papa emérito Benedicto XVI en Castelgandolfo, que visitará una basílica en Roma y, nuevamente bromeando, añadió: "También debo pasar por la residencia, tomar mis maletas y pagar la cuenta".

Tres ovaciones
Dolan describió la emoción dentro de la Capilla Sixtina cuando Bergoglio alcanzó los 77 votos, la mayoría de dos tercios necesaria para elegirlo. "Comenzamos a aplaudir, pero luego tuvimos que detenernos hasta que se contara el resto de los votos y luego aplaudimos nuevamente al final, y nuevamente cuando él dijo que aceptaba la elección".

Minutos después de su elección, el nuevo Santo Padre entró en la sacristía de la Capilla Sixtina para ponerse sus atuendos papales blancos. La sacristía es conocida como el Cuarto de las Lágrimas, porque es donde el nuevo pontífice siente por primera vez el peso del papado. Al salir para el besamanos, se había preparado un trono sobre una plataforma, pero Francisco I prefirió saludar a los cardenales desde una silla a su mismo nivel.

Francisco I aclaró también a los 114 cardenales una de las dudas que más se han comentado sobre el nombre elegido, una posible alusión a dos santos de la Compañía de Jesús, San Francisco Javier y San Francisco de Borja. Pero no es por ellos, sino que eligió ese nombre en honor a San Francisco de Asís, una muestra del amor a los pobres del nuevo Papa, así como de su apego a la sencillez.

Dolan afirmó que la elección de Francisco I será "un impulso para la Iglesia en las Américas, una verdadera bendición": "Existe una sensación de alivio en todos nosotros porque ahora sabemos que tenemos un buen pastor, un hombre con los pies en la tierra, un hombre de confianza y aplomo, con una hermosa sinceridad y humildad".
Religión el libertad

Extracto Misa conclusiva del Cónclave

Palabras del Prelado del Opus Dei con motivo de la elección del Papa Francisco


Para los católicos de todo el mundo es un momento de gran alegría cristiana: nuestro nuevo Papa Francisco es el 266 sucesor de Pedro. Desde que se ha visto la fumata blanca le hemos recibido con profunda gratitud y, ahora, siguiendo el ejemplo de Benedicto XVI, le manifestamos incondicional reverencia y obediencia. Y también nuestro cariño y nuestras oraciones, en continuidad con las que hemos rezado con el Papa en su primera aparición desde la Logia de las Bendiciones de la Basílica de San Pedro. 

En esta hora de emoción, en la que se toca la universalidad de la Iglesia, reafirmo al nuevo Romano Pontífice una completa adhesión a su persona y a su ministerio, seguro de expresar así los sentimientos de los fieles –laicos y sacerdotes- de la Prelatura del Opus Dei. Todos nos encomendamos a las oraciones de Su Santidad, para contribuir eficazmente, con disponibilidad alegre, a la tarea de evangelización que el Papa ha mencionado en su primer saludo a la Iglesia. 

En estas semanas de espera serena, se ha hablado mucho de la carga que pesa sobre los hombros del Santo Padre. Pero no olvidemos que el Papa cuenta con la ayuda de Dios, con la asistencia del Espíritu Santo y con el afecto y la plegaria de los católicos, y de millones de personas de buena voluntad. 

Como aconsejó siempre San Josemaría Escrivá, ruego al Señor hoy muy especialmente para que todos los cristianos tengamos “una misma voluntad, un mismo corazón, un mismo espíritu: para que «omnes cum Petro ad Iesum per Mariam!» –que todos, bien unidos al Papa, vayamos a Jesús, por María” (Forja, 647). 

+ Javier Echevarría 
Prelado del Opus Dei 

martes, 12 de marzo de 2013

De “lecciones de ética” a la definición de responsabilidad social


Por Antonio Argandoña, Catedrático de Economía, Universidad de Barcelona
El lector conoce, probablemente, el gusto con que acepté la definición que dio la Comisión Europea en 2011, sobre la responsabilidad social: las responsabilidades de las empresas por sus impactos sobre la sociedad. Pero siempre me dejó un regusto poco agradable. No me gusta del todo lo de “impactos”: los últimos 10 años en que una empresa ha estado contaminando la atmósfera no son un impacto, ni siquiera 10 impactos, ni 3650…
¿Consecuencias? Tampoco me convence… Leyendo el otro día el último libro de un filósofo, Leonardo Polo, profesor de la Universidad de Navarra recientemente fallecido (Lecciones de ética. Pamplona, Eunsa, 2013), he encontrado alguna razón más para ese desasosiego. Polo hace notar que, si nos fijamos solo en las condiciones iniciales (la fábrica que montaron, las tecnologías que usaron…), lo que viene detrás son meras consecuencias. “La consecuencia, dice Polo, es lo derivado de los actos en cuanto que estos tienen una dimensión eficiente. Las consecuencias son efectos peculiares, y esto consiste en que los efectos escapan a la causa” (p. 33). “En ética, un acto que yo no domino completamente se denomina consecuencia” (p. 33).
Al leer estos textos, me llamó la atención que Polo discute todo esto a raíz de las cuatrocausas que definió Aristóteles (pp. 29 y ss.). ¿Qué tiene que ver la ética con las cuatro causas? No estoy seguro, porque no me resulta fácil entender a Polo, al menos en este libro, pero me parece que lo que está diciendo es: si lo único que nos interesa es lacausa material, las condiciones iniciales, entonces la responsabilidad acaba en esas condiciones iniciales; las consecuencias siguen automáticamente, y ya no dependen de mí. Por eso afirma Polo que la causa material “no es una razón suficiente, no es la totalidad de la causalidad” (p. 30). Luego introduce las otras causas: la formal, que nos lleva a preguntar por el por qué (p. 30) y la eficiente, que viene a ser el impulso (p. 29), aunque me temo que Polo no estaría conforme con esta simplificación. Pero lo importante es que “es imprescindible que la causa formal se dé unidad a la causa eficiente”, porque “las causas son causas entre sí” (p. 31).
O sea, si entiendo bien a Polo, está diciendo que debemos entender la acción en todas sus dimensiones, con todas las causas que actúan: condiciones iniciales (y quién y cómo las puso), impulso, por qué… y falta una causa más, la final. Y esto, en la acción humana, es clave, porque el hombre actúa por fines (p. 32). “Los actos humanos se realizan en atención al fin, o no se realizan” (pp. 32-33). O sea, si queremos evaluar las acciones humanas, si queremos explicar las responsabilidad que tenemos por (los impactos de) nuestras acciones (en la sociedad), los fines son absolutamente necesarios. Y no solo los fines, sino las cuatro causas.    
De modo que las organizaciones son responsables no solo de las consecuencias o los efectos de sus acciones sobre la sociedad, sino que esa responsabilidad incluye lasintenciones de la acción (u omisión), la previsión (razonable) de aquellas consecuencias (sobre todos los posibles afectados, que pueden ser muchos) y, muy importante, la disposición a corregir aquella acción. “El hombre se parece más bien al móvil capaz de rectificación” (p. 23). Luego la responsabilidad social es mucho más que el mero recuento de los impactos.

domingo, 10 de marzo de 2013

Cardenal Dolan:"el próximo Papa realizará grandes cambios en la Iglesia"


Europa Press

El arzobispo de Nueva York y presidente de la conferencia episcopal de Estados Unidos, el cardenal Timothy Dolan, ha enviado una carta a los fieles de su diócesis para compartir sus impresiones en Roma por la celebración del Cónclave en la que resalta que el próximo Papa realizará grandes cambios en la Iglesia.

   Al respecto, el cardenal Dolan explica en la misiva a los fieles de Nueva York que recientemente respondió a un periodista acerca de los cambios que realizará el próximo Papa, pero aclara que "la Iglesia está en un periodo de grandes cambios, literalmente, un cambio del corazón humano, de penitencia y conversión".

   También señala que la tarea del obispo de Roma es "conservar la fe, la verdad que Dios ha revelado, especialmente a través de su Hijo, Jesucristo, fielmente transmitida por su Iglesia estos casi 2.000 años".

   Asimismo, el arzobispo de Nueva York, destaca que se escuchan varios nombres, pero que seguramente el nombre más mencionado "es el santo de Jesús", por lo que pide a sus fieles pronunciar también ese nombre y solicitarle conceder su gracia y misericordia.

   Por otro lado, el cardenal Timothy Dolan remarca que la gente piensa que los cardenales "dedican el tiempo a hablar de corrupción en el Vaticano, de los abusos sexuales, del dinero" y,  al respecto, asegura que estos temas emergen pero asegura que no dominan.

   Acerca el programa de los cardenales en estos días, el presidente de los obispos de Estados Unidos, asegura que "seguramente rezan mucho" y explica que "cada día inician con las más eficaz de las oraciones, el sacrificio de la Misa".  Después, según añade,  al inicio de las sesiones rezan el divino oficio e invocan al Espíritu Santo, además del Angelus a las 12.00 y la adoración eucarística.

   Dolan también señala que "pasan mucho tiempo discutiendo sobre la oración, la enseñanza de la fe, la celebración de los siete sacramentos, sobre cómo encontrar a los creyentes que han dejado la Iglesia, cómo servir a los enfermos y a los pobres".

   Asimismo, destaca que han reflexionado sobre cómo "sostener las escuelas, los hospitales, los entes caritativos" y sobre como "animar a los hermanos sacerdotes, obispos, diáconos, las mujeres y hombres consagrados, sobre cómo ayudar a los pastores y a las parroquias, cómo formar mejor a los futuros sacerdotes, amar a las parejas casadas y a las familias, defender la dignidad del matrimonio, proteger la vida donde está más en peligro por la guerra, la pobreza y el aborto".

   Además, el arzobispo de Nueva York confía que echa de menos a su diócesis y sobre todo en la fiesta de San Patricio, patrón de la diócesis, y agradece  las oraciones, porque las necesitan y las perciben, por lo que les pide que sigan rezando.

domingo, 3 de marzo de 2013

Hasta en los tejados

Un video que da las gracias a Benedicto XVI arrasa en Youtube


Unos jóvenes madrileños comenzaron hace una semana un vídeo de poco más de dos minutos para agradecer a Benedicto XVI su pontificado. En menos de 12 horas ha tenido más de 10.000 visitas, y es previsible que el número vaya creciendo exponencialmente durante los próximos días. Pablo Larrocha, uno de los promotores, explica cómo surgió esta iniciativa:
        "El martes de la semana pasada, después de la renuncia del Papa, sentí un silencio de la Iglesia que no me gustaba nada. En parte normal, porque es una noticia que no te la esperas, pero entonces sentí que tenía que hacer algo para que se viera que el Papa no está solo. Que los jóvenes estamos de su lado, que seguimos siendo sus hijos y que le vamos a querer hasta el final. Se lo dije a mi amigo Chechu Gª Fuentes (@xexuga) y decidimos grabar las frases a treinta jóvenes de Madrid y ya está; pero salió, por otro amigo, Bruno Contreras que podríamos hacer también videoconferencias. Entonces vimos claro que tenía que ser un agradecimiento a nivel mundial. Me puse en contacto de colegas para conseguir vídeos de gente alrededor del mundo y la respuesta ha sido espectacular. Miguel Ángel S. del Moral (@madelmo), Javi Contreras, Pilar e Iciar han sido auténticos motores de esta iniciativa. ¡Y de ahí hasta hoy!."
        El vídeo lo han hecho Pablo Larrocha y Chechu García @xexuga. Junto a: Miguel S. del Moral @madelmo - Bruno Contreras; Iziar Francín; Pilar Muñoz-Elena y Javier Contreras.

Una política con perspectiva


Por Antonio Argandoña, Ordinario Iese, Barcelona
Leí hace unos días días un breve documento del Foro Español de la Familia, titulado “Perspectiva de familia“. Me gustó su argumento: “hay muchas medidas de política familiar que pueden tomarse sin coste y que supondrían un gran avance en la consideracion social de la familia”. Bueno, es algo que hace años vengo propugnando para otros agentes: por ejemplo, para la Responsabilidad Social de las empresas. Una empresa no necesita gastar dinero para ser socialmente responsable porque, si efectivamente lo es, actuará siempre pensando en el bienestar de sus stakeholders. Insisto: no se trata de pagarles salarios más altos, ni de poner un spa en la oficina, sino de pensar siempre, en cada decisión: ¿cómo afecta esto a mis empleados? Y actuar en consecuencia.

El Foro Español de la Familia propone al gobierno “tener en cuenta la ‘perspectiva de familia’ en todas sus políticas sectoriales” lo que “consiste en analizar todas las decisiones en materia de gasto, organización administrativa, elaboración de normas, definición de tributos, propuestas de políticas, etc., desde el punto de vista de su incidencia en la calidad de la vida familiar de los afectados”. Por ejemplo (digo yo): si se planea la necesidad de obtener un certificado o un permiso, preguntarse siempre: ¿cuál es la manera menos costosa para los miembros de una familia, teniendo en cuenta, por ejemplo, los horarios de trabajo del padre y de la madre? Y así con todo.

“Esta visión –aclara al Foro– se basa en el convencimiento de que la familia es una institución de inmensa eficacia social que aporta un ámbito de estabilidad anímica y acogida personal que humaniza nuestra sociedad y aumenta la calidad de vida de los ciudadanos y además constituye una estructura espontánea y solidaria de acogimiento y cuidado personal de los más necesitados (niños, ancianos, enfermos, dependientes…) sin la cual la calidad de vida de nuestra sociedad se degradaría profundamente”. ¡Claro!

Pero quiero ir un paso más allá. Las empresas –al menos muchas de ellas– suelen formular una “declaración de misión“, en la que sintetizan, en unas pocas palabras, lo que se proponen. Papel mojado o relaciones públicas, dirá el lector. Puede que sí, pero puede ser también un formidable instrumento que guíe las decisiones de la empresa, desde las de sus grandes estrategias hasta las del humilde día a día. Pues bien, ¿no sería bueno que los gobiernos formulasen también su “misión”? O sea, un documento en que pusiesen negro sobre blanco aquello que es su objetivo para el periodo de su mandato. Claro que podría ser un objetivo inútil, como “conseguir la felicidad de todos los ciudadanos”. Pero, ¿se imaginan un documento en que el gobierno afirme unas pocas prioridades, dirigidas a los ciudadanos (no a los políticos), del tipo de “tener perspectiva de la familia”, “dar prioridad a las necesidades de los más desatendidos” o “recuperar la capacidad de crecimiento y creación de empleode la economía española”? Luego, claro, habría que concretarlo más, pero para eso tienen cuatro años y toda su actividad de promoción de leyes y de administración del país…

Cinco bautizos

¡Qué alegría haber podido bautizar esta mañana a cinco pequeños alumnos de mi colegio! Para que les conozcáis..