Páginas vistas

miércoles, 2 de mayo de 2018

El Departamento de Estado USA dice que el aborto no es un derecho humano.

Por Austin Ruse
WASHINGTON DC, 27 de abril (C-Fam) Con la presentación del informe anual de EE.UU. sobre los derechos humanos globales, el embajador Michael Kozak contó a los informadores que el aborto no es considerado como uno de los derechos humanos , por ello, no es parte de “los derechos reproductivos”, y no se incluiría nunca más en el informe.
“Los derechos reproductivos” fueron un añadido reciente al informe, por parte de la administración Obama que, según reclama Kozak, nunca utilizó el término para incluir el aborto. Dijo que solo adquirió dicho significado en los últimos años a través del uso  dado por  partidarios de ambos bandos del debate abortista. Si esto fuera verdad, la cuestion estaría en torno a por qué el término aborto se usa dentro de la sección de los “derechos reproductivos” en el informe sobre Irlanda de 2013. Los pro-vida señalarían que, al menos en su uso general, el término ha incluido siempre el aborto. Kozak describió correctamente el aborto como una cuestión de politica nacional ampliamente pendiente en todo el mundo.
Kozak explicó que los abortos forzados y la esterilización involuntaria serían consideradas violaciones de los derechos humanos. Afirmó: “Es internacionalmente reconocido que alguien te podría forzar a un aborto u obligarte a ser esterilizado”.
Kozak dijo, “Realmente hemos llegado hasta aquí mediante una vuelta atrás al lenguaje original de los EE.UU. Es en lugares como China donde, para reforzar su ahora conocida como política de dos niños, hay informes de aborto inducido y esterilización involuntaria; o  en Corea del Norte, donde el gobierno también obliga al aborto, aunque eso es más como castigo politico que por planificación familiar”.
El informe de EE.UU. y las afirmaciones de Kozak sobre el aborto ciertamente van en contra de la izquierda política.  El informe ya ha sido denostado por Amnistía Internacional que dice que es una prueba más de que EE.UU., bajo la presidencia Trump, está sobrepasando los derechos humanos a nivel global. El Centro pro abortista para los Derechos Humanos mantiene que el aborto es un derecho reconocido en el Derecho Internacional.
Kozak aclaró que el informe está encargado por acuerdo del Congreso, incluye solo derechos reconocidos en la ley sobre derechos humanos y solo aquellos que son los “más remarcables”. Entre ellos,  él incluyó tortura , asesinatos encubiertos, desapariciones forzosas, delitos  de calumnias y añadió, además, “criminalización de la actividad sexual consentida y acordada del LGTB”.
Dado que Kozak dice que el informe se basa en la ley internacional establecida y aceptada, surge la pregunta: ¿dónde, en las leyes internacionales reconocidas, está la legalización de la “actividad LGTB aceptada”? No hay ningún tratado de derechos humanos que mencione la homosexualidad, así que dejen en paz la actividad genital entre homosexuales. Además, no hay ningún tratado de derechos humanos que mencione la “orientación sexual y la identidad de género”.
Pero el informe de EE.UU. va mucho más allá de condenar las leyes antisodomía. Critica a Albania, por ejemplo, porque los representantes del gobierno han hecho declaraciones homofóbicas. La “homofobia” no aparece en ningún tratado de derechos humanos y nunca ha sido definida en el Derecho Internacional.
Una razón probable por la que los criterios del LGTB aparecen en el documento se debe la presión burocrática interna de los empleados en el Departamento de Estado, así como aquella de los grupos externos de ricos como la campaña anticristiana de Derechos Humanos.
El informe sobre derechos humanos es utilizado por el congreso y el poder ejecutivo para considerar la financiación de los gobiernos extranjeros y para animar a otros gobiernos a hacerlo mejor. Se dice que es el informe más leído y de más repercusión al otro lado del Atlántico.
Publicar un comentario

¿Qué falta en Europa?