Páginas vistas

domingo, 2 de mayo de 2010

Examen de Religión para 1º de ESO (abril 2010)


TEMA:  El caso de Emerenciano
(Escribir un máximo de15 renglones; es decir, la explicación teórica a este proceso. Para el examen completo basta la cara de un folio)
            Emerenciano tiene ahora 15 años. De padres cristianos, recibió una esmerada formación religiosa desde que tenía corta edad. Según su capacidad de entender, le enseñaron la doctrina cristiana, razonándole en cada caso. Al mismo tiempo, con ejemplos concretos le explicaban su comportamiento moral en cada momento. Ellos fueron los que le enseñaron con claridad y sencillez las normas morales de actuación. Al mismo tiempo, desde muy pequeño hablaba periódicamente con un sacerdote. La mayor parte de las dudas que se le podían plantear en su comportamiento las consultaba con sus padres, con los que tenía gran confianza. Para otros temas, o bien  le remitían al sacerdote o bien él tomaba la iniciativa.
            Su formación humana y espiritual, hecha vida, se puede decir que era exquisita. Iba, además, a un colegio en el que se impartía una formación tanto doctrinal como moral esmerada. Asistía a Misa con frecuencia, rezaba el rosario algunas veces a la semana, y cada noche examinaba su conciencia.. Era buen estudiante y muy  inteligente.
            Así se encontraba hasta el último verano. En el ambiente en que se mueve, como todo el mundo, tiene tentaciones de diversa índole que procura vencer. Aunque algunas veces ha ofendido gravemente a Dios,  siempre le ha pedido perdón y vuelve con renovado afán a esforzarse en ser un buen cristiano. Ese verano, nada más comenzar, por debilidad, cometió un pecado grave contra la castidad, y no se confesó enseguida, como otras veces, sino que por unas cosas u otras, incluidas la pereza y desgana, lo fue dejando. Por supuesto no se acercaba a comulgar. Conforme pasaba el tiempo advertía con más claridad cada vez que la acción pecaminosa que había realizado la cometían muchas otras personas, sin ningún remordimiento de conciencia. Emerenciano, en su interior se hacía muchas preguntas. Volvió a cometer el mismo pecado. Tampoco se confesó. Pasaron unas semanas y volvió a cometerlo. La conciencia ya no le inquietaba tanto, cosa que en cierto modo le tranquilizaba.
            Durante todo el verano estuvo así. Empezó a notar un cierto despego de Dios. ¿Qué sentido tenía hacer  examen de conciencia? 
            En un momento concreto se planteó que la formación que había recibido era muy rigorista, como antes había escuchado decir a otros, que la acción que había realizado no tenía por qué ser pecado grave, según se considerara. Pasado un poco más de tiempo, ya estaba convencido de que aquello no era pecado, y que, efectivamente, que había recibido una formación exagerada. 
Al regresar del veraneo, no quiso saber nada más con el sacerdote con el que hablaba; también  dejó de hablar con sus padres de temas más personales. Buscó un nuevo grupo de amigos con otras ideas. Cuando tuvo confianza con alguno, le manifestó cómo había sido su vida hasta entonces, y le confirmaron en que hoy día algunos en la Iglesia mantienen unas teorías morales y religiosas totalmente superadas.
            Ahora mismo Emerenciano comete ese pecado (para él, dice, no es pecado) y otros habitualmente (más fuertes, que tampoco son pecado), no siente ningún remordimiento de conciencia.  Va a Misa algunos domingos, y se siente liberado. Siempre que tiene ocasión comunica a otras personas lo bien que se encuentra actualmente.

Para ver:
a). ¿Qué  ha pasado en su conciencia, y en qué momento comenzó el proceso?,
b). ¿Cómo explicar su comportamiento actual?

Preguntas breves
1. Enuncia los componentes de la sexualidad.
2. ¿Qué sucede a la afectividad del varón si valora de una manera casi exclusiva el cuerpo de la mujer?
3. ¿Qué sucede a la afectividad de la mujer si transforma en algo biológico la tendencia a la maternidad que siente (y la maternidad misma)?
4. ¿Qué podrían pensar los hijos si intuyeran que han nacido por casualidad –y corriendo serios riesgos para su vida-  y no fruto del amor de sus padres?
5. ¿Podrías darme algún argumento a favor de que el aborto sea un “derecho de la mujer”?



Publicar un comentario

Jesús con los paganos.

También los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa (Mt 15,21-28) 20º domingo del Tiempo ordinario – A . Evangelio 21  ...