Páginas vistas

miércoles, 18 de febrero de 2015

Whiplash

Whiplash
En Cartelera: Sí     Valoración artística: Muy buena

Dirección: Damien Chazelle
Año: 2015
Público: Jóvenes (2)
Contenidos: D
Valoración moral: Con inconvenientes
Contenidos: Diálogos (algunos D)
Dirección y guion: Damien Chazelle. País:USAAño: 2014. Duración: 106 min. Género: Drama.Interpretación: Miles Teller (Andrew), J.K. Simmons (Fletcher),Melissa Benoist (Nicole), Paul Reiser (Jim), Austin Stowell (Ryan), Nate Lang (Carl). Producción: Jason Blum, Helen Estabrook, Michel Litvak, David Lancaster. Música: Justin Hurwitz. Fotografía:Sharone Meir. Montaje: Tom Cross. Diseño de producción:Melanie Jones. Vestuario: Lisa Norcia. Distribuidora: Sony Pictures Releasing de EspañaEstreno en España: 16 Enero 2015
Reseña:
   Tras ser galardonado en los festivales de Sundance —mejor película y Premio del Público— y Valladolid —mejor director novel—, recibir diversas distinciones de la crítica y ganar el Globo de Oro 2014 al mejor actor de reparto (J.K. Simmons), este intenso drama ha sido ahora nominado a cinco Oscar: mejor película, actor de reparto, montaje (Tom Cross) y mezcla de sonido. Se trata del segundo largometraje como director del estadounidense Damien Chazelle (‘Guy and Madeline on a Park Bench’), conocido hasta ahora como guionista de ‘Grand Piano’, la notable intriga del español Eugenio Mira.

   Hijo de un escritor fracasado, el joven, ambicioso y perfeccionista Andrew sólo tiene un objetivo en la vida: convertirse en el mejor batería de jazz de su generación. Por eso se deja la piel en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este, donde estudia. Sus denodados esfuerzos llaman la atención de Terence Fletcher, un profesor famoso por su talento y sus durísimos métodos de enseñanza, que dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio.

   Chazalle ha ampliado hábilmente el sencillo argumento de su cortometraje de 2013 —en el que se ha basado—, enriqueciendo la trama central de superación y enfrentamiento con una mayor atención a la cinéfila subtrama romántica del protagonista con la taquillera de un cine y a los apuntes sobre la incomprensión que sufre “el artista” por parte de su padre y hermanos. 
   Este sólido entramado de afilados conflictos dramáticos y morales facilita el lucimiento del joven Miles Teller y del veterano J.K. Simmons —convirtiendo en memorable su duelo interpretativo—, y dota de hondura a la expresionista puesta en escena de Chazalle, de planificación, iluminación y montaje muy brillantes, y con sobrecogedores pasajes musicales, sobre todo en su recta final. Queda así una sugestiva fábula moral en torno al lema clásico “Lo que vale cuesta” y sobre la obsesión por el triunfo material a cualquier precio, como motor principal de las competitivas y decadentes sociedades occidentales. Todo ello, expuesto con un honesto y descarnado realismo, pero sin ceder al superficial fatalismo de tantas películas sobre artistas con el alma atormentada y frágil.
Publicar un comentario

Leyes inspiradas en Hitler y Stalin

Algunos se creen que no hay nada más moderno ni avanzado que permitir que los hijos cambien de sexo sin contar con los padres; y que el col...