miércoles, 18 de febrero de 2015

Agente doble

Shadow Dancer
En Cartelera: Sí     Valoración artística: Buena

Dirección: James Marsh
Año: 2015
Público: Jóvenes (2)
Contenidos: V
Valoración moral: Adecuada
Contenidos:  Imágenes (algunas V)
Reseña: 
   Aprovechando el exitazo de premios, crítica y público de ‘La teoría del todo’ —reciente triunfadora de los Premios Bafta y candidata a cinco Oscar—, se estrena ‘Agente doble’ (2012), el anterior largometraje de ficción de su director y guionista, el premiado documentalista inglés James Marsh (‘Man on Wire’, ‘Proyecto Nim’). Se trata de un intenso thriller en torno al IRA, escrito por el periodista y escritor británico Tom Bradby a partir de su propia novela.

   En 1973, durante una dura intervención del ejército británico, fallece en Belfast un niño. Veinte años después, tras un atentado fallido en Londres, su hermana mayor, Colette McVeigh (Andrea Riseborough), miembro activo del IRA, es capturada por el MI5. Mac (Clive Owen), el oficial encargado del caso, le ofrece la posibilidad de evitar la cárcel si se convierte en informadora en Belfast del servicio de inteligencia británico.

   En ‘Agente doble’, Marsh ya apunta tres cualidades que ha confirmado en ‘La teoría del todo’: su solidez narrativa, la ponderación de su mirada y su capacidad para la dirección de actores. En efecto, aquí volvió a aprovechar la proverbial cercanía de Clive Owen —siempre veraz en su matizada caracterización—, al tiempo que dio a conocer internacionalmente a la actriz inglesa Andrea Riseborough, en uno de sus primeros papeles como protagonista. Ambos se benefician de un notable elenco de secundarios, de la gélida planificación hiperrealista de Marsh —siempre al servicio de los actores— y del equilibrado acercamiento del guion al conflicto norirlandés: nada maniqueo, crítico con uno y otro bando, y atento siempre a los conflictos existenciales de los personajes.

   La película, sin embargo, no llega al nivel de ‘La teoría del todo’ por la cierta lentitud de algunos pasajes y, sobre todo, por ciertas debilidades en el entrecruzamiento de las diversas intrigas que impulsan la trama. Una trama, además, no demasiado original y emocionalmente más fría y menos impactante que la de películas similares, como ‘Agenda oculta’, ‘En el nombre del padre’, ‘Bloody Sunday’ o la reciente ‘71’
Publicar un comentario en la entrada