Páginas vistas

viernes, 6 de febrero de 2015

El vientre materno: la primera “escuela” de comunicación

El pasado 23 de enero, vigilia de la fiesta de san Francisco de Sales, patrono de los comunicadores, se hizo público el mensaje del papa Francisco para la 49ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el próximo 17 de mayo. El mensaje tiene como punto de referencia la familia, “primer lugar donde aprendemos a comunicar”. A continuación, os dejamos las que consideramos las 5 claves del Papa Francisco para comunicadores:

Sesión comunicación Arguments
1. La comunicación como un diálogo que se entrelaza con el lenguaje del cuerpo. El papa ilustra este punto con el salto que da Juan el Bautista en el seno de santa Isabel cuando escucha el saludo de María. Francisco afirma que el vientre materno es la primera “escuela” de comunicación: allí, con el contacto corpóreo y la escucha (del palpitar del corazón de la madre) nos familiarizamos con el mundo exterior. Cuando nacemos, dice el papa, nos incorporamos a otro vientre, la familia, en el cual aprendemos a “convivir en la diferencia” de género y generaciones. Allí, heredamos la “lengua materna” y comprendemos que “podemos dar porque hemos recibido”: el paradigma de toda comunicación, según Francisco. Por esta razón, en la familia se aprende la dimensión religiosa de la comunicación: la oración.
2. La comunicación como descubrimiento y construcción de la proximidad. El papa ejemplifica esto con las siguientes acciones: abrazarse, sostenerse, acompañarse, descifrar las miradas y los silencios, reír y llorar juntos. Francisco invita a reducir las distancias, incluso entre familias, para que las más “vivas” den consuelo y esperanza a las más “heridas”. En este acercamiento, el papa indica que se descubren los propios límites y los ajenos: “Hay que aprender a afrontarlos de manera constructiva”, que no es otra cosa que “el perdón”. Siguiendo esta misma dinámica, invita a las familias con hijos con discapacidades a no encerrase: Francisco espera una comunicación “inclusiva”.
3. La comunicación como bendición. Es la solución que encuentra al papa a un mundo donde “se maldice, se habla mal, se siembra cizaña”. Francisco pide que, aún cuando haya motivos para decir “ahora basta”, se mantenga un tono positivo y de fraternidad.
4. Las nuevas tecnologías. El papa las ve como algo favorable cuando ayudan a compartir y a disminuir las distancias; sin embargo, se pueden convertir en obstáculo de comunicación cuando son un ruido permanente, que impide que haya silencio, “parte integrante de la comunicación”. Francisco expone que los padres siguen siendo los primeros educadores en este aspecto, con la ayuda del resto de la comunidad cristiana.
5. El desafío: volver a aprender a contar. Para el papa no basta la información, sino que hay que contar, que es “comprender que nuestras vidas están entrelazadas en una trama unitaria, que las voces son múltiples y que cada una es insustituible”, como un cuento.
Publicar un comentario

Dormición y Asunción de la Virgen

Los últimos años de María sobre la tierra —los que transcurrieron desde Pentecostés a la Asunción—, han permanecido envueltos en una neblin...