Páginas vistas

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Italia se preocupa por la baja natalidad


Por Miguel Castellvi, Aceprensa
En Italia, la natalidad sigue bajando y parece abocada a un nuevo récord negativo. El gobierno organiza una campaña para advertir sobre hábitos y enfermedades que pueden reducir la fertilidad, mientras otros señalan que el problema está en la falta de apoyo a las familias.
Los últimos datos estadísticos para los primeros seis meses del 2016 registran 222.000 nacimientos en Italia, 14.000 menos que en el mismo período del 2014 (–6%). Esto, afirma el demógrafo Gian Carlo Blangiardo, “hace suponer que al final de este año, se llegará a un nuevo récord (negativo) de 456.000 nacimientos, y a un saldo natural negativo de casi 150.000 habitantes”.

Italia lleva años en crecimiento natural bajo cero. Fue en 2007 la primera vez desde la Primera Guerra Mundial en que hubo más muertes que nacimientos, y esta tendencia se ha mantenido e incluso se ha acelerado. En 2015, en Italia nacieron 486.000 niños, la cifra más baja de los últimos 150 años, y fallecieron 648.000 personas (saldo: –162.000). Al ritmo actual, en tres lustros la natalidad se reduciría a cero. Como comparación, España tuvo en 2015 417.000 nacimientos (un 2 % menos que en 2014) y 420.000 defunciones: es la primera vez que se registraba un crecimiento natural negativo.
Blangiardo, profesor de Demografía en la Universidad de Milán, explica que el peligro de “cero nacimientos” en el futuro “es pura ciencia ficción, pero sí que es verdad que hay una tendencia demográfica negativa que se mantiene, sin que se produzca un esfuerzo serio para contrarrestarla”. El total de la población italiana es de 60,6 millones de personas, de los que el 8,3% son inmigrantes.

“Fertility Day”

Sin embargo, existen algunas iniciativas que, a la larga, pueden influir en un aumento de nacimientos. Aunque ha sido muy criticada por los folletos utilizados, el Ministerio de Sanidad ha emprendido una campaña para concienciar a los italianos –y en especial a los jóvenes– de los efectos negativos en la fertilidad que tienen ciertas conductas de riesgo.
Con ese fin, el 22 de septiembre pasado se celebró en Italia el “Fertility Day”. Según la ministra de Sanidad, Beatrice Lorenzin, “en Italia hay 700.000 personas que intentan tener hijos y no lo consiguen por diversos motivos, a menudo por patologías que tienen cura”. En particular, subrayó, entre los jóvenes se extienden enfermedades que pueden producir infertilidad, principalmente infecciones transmitidas por vía sexual. También, dijo, pueden tener el mismo efecto el tabaco y las drogas.
El “Fertility Day” dio lugar a polémica porque en un folleto, que pronto fue retirado, para denunciar hábitos perjudiciales, se utilizaba una foto de chicos y chicas fumando porros, y algunos de ellos eran de piel negra o iban peinados estilo “rasta”. El mismo primer ministro, Matteo Renzi, ha reconocido que “la campaña es impresentable desde el punto de vista de la comunicación”; pero “ha tocado un problema real: la ausencia de crecimiento de la población”.
En realidad, el tema de fondo era otro: el objetivo de la campaña era promover la natalidad, y los críticos reprochan al Ministerio haber olvidado que en Italia muchos hogares se hallan oprimidos por la crisis económica y las ayudas familiares brillan por su ausencia.
Publicar un comentario

Dormición y Asunción de la Virgen

Los últimos años de María sobre la tierra —los que transcurrieron desde Pentecostés a la Asunción—, han permanecido envueltos en una neblin...