Páginas vistas

martes, 26 de abril de 2016

Montse: con la fuerza de la juventud

Coloco esta entrada en primer lugar por un motivo importantísimo. Esta mañana, 27 de abril de 2016, se ha firmado por el Santo Padre Francisco el decreto de virtudes heroicas, que hace a Monstse Venerable. Desde ahora, sólo un milagro obrado por su intercesión la separa de ser  beatificada. Demos gracias a Dios, y rogamos que ocurra pronto.


Monserrat Grases nació en Barcelona el 10 de julio de 1941, en una familia profundamente cristiana. Con sus ocho hermanos fue educada por sus padres en un clima de piedad sincera y de amor a la libertad.

Después de obtener el bachillerato elemental, prosiguió sus estudios en la Escuela Profesional para la Mujer, de la Diputación de Barcelona.En 1957 sintió en su alma que el Señor la llamaba a seguir en el Opus Dei un camino de santificación en la vida cristiana ordinaria; después de oír los oportunos consejos, solicitó la admisión en la Obra.
En su lucha para alcanzar la santidad, destacó siempre el amor a la Humanidad Santísima de Cristo, la piedad eucarística, la devoción a la Virgen, una honda humildad y el esfuerzo por servir a los demás. Supo encontrar a Dios en el cumplimiento, por amor, de sus deberes de estudio y de trabajo, en las cosas pequeñas de cada día.
En junio de 1958 se le diagnosticó un cáncer de hueso en una pierna, que fue causa de intensos dolores llevados con serenidad y con heroica fortaleza.
Durante su enfermedad, mediante una contagiosa alegría, que jamás perdió, y una capacidad de amistad que brotaba de un verdadero celo por las almas, continuó acercando a Dios a muchas amigas y compañeras de estudio. Murió el día de Jueves Santo, 26 de marzo de 1959.
Desde 1994 los restos de Montse Grases descansan en la cripta del Oratorio de Santa María de Bonaigua, calle Jiménez i Iglesias, n. 1, 08034, Barcelona (España).
Biografía juvenil: Montse Grases. Una chica valiente (PDF)

Publicar un comentario