Páginas vistas

martes, 22 de diciembre de 2015

¡Feliz Navidad!

¡Feliz Navidad! Os deseo a todos una intensa contemplación de Nacimiento de Jesús, con la gracia que de Dios conlleva y la luz y esperanza que trae para nuestra vida. La misericordia brilla además de modo particular en la Cueva de Belén; en cierto modo nos lleva a preguntarnos: ¡¿cómo es posible que Dios nos ame tanto, nos ame así?!

Publicar un comentario

La decisiva importancia de "ser bueno"

Por Fernando Hurtado Decía Aristóteles que, según es cada uno , así le parece lo que es bueno o malo. No es necesario ser vali...