Páginas vistas

lunes, 24 de septiembre de 2012

La madre de Justin Bieber recibió presiones para abortarle tras quedarse embarazada con 17 años

 Hace un año el cantante se confesó provida. Ahora es Pattie Mallette quien aporta un testimonio muy especial.

La revista Rolling Stone publicó en febrero de 2011 una entrevista conJustin Bieber donde el cantante, que tiene ahora 18 años, se mostraba tajante sobre la cultura de la muerte: "No creo en el aborto. Es como matar a un niño", dijo.

        Año y medio después, su madre va a aportar nuevos datos sobre la vida de la estrella juvenil del pop... cuando pudo frustrarse. Será este martes en Today Show, el magazine de cuatro horas que conduce Kathie Lee Gifford en la NBC. En la edición de esta semana entrevistará a Pattie Mallette, quien se quedó embarazada de Justin y decidió traerlo al mundo como madre soltera, aunque para ello tuvo que emplearse a fondo en todo tipo de trabajos de escasa remuneración.

        Según informa el blog del programa, el diálogo fue "increíblemente sincero", y entre muchos otros detalles contenidos en el libro de memorias que justifica la entrevista, Pattie, que tiene ahora 36 años, facilitó dos muy personales.

        Uno, que sufrió abusos sexuales en la adolescencia, hasta el punto de que intentó suicidarse, "una culminación tras años de abuso y de dolor", combinados con una depresión que acentuaban las drogas y el alcohol.

        Otro, algo que sucedió tiempo después, cuando se quedó embarazada de Jeremy Bieber, padre del cantante (casado con otra mujer, con la que tiene dos hijos). A Pattie, que tenía 17 años en ese momento, empezaron a presionarla para que abortara. Pero ella expresa en la entrevista con gran emotividad que, a pesar de las tremendas dificultades en las que se encontraba y de las presiones que sufrió, no consideró esa opción: "Yo sólo sabía que no podía. Yo sólo sabía que no podía. Yo sólo sabía que tenía que conservarlo y hacer las cosas lo mejor que pudiera. No sabía cómo iba a hacerlo, pero ¿sabes? lo que sí sabía es que no podía, que no podía abortar. Tenía que dar lo mejor de mí misma. Tenía que ver qué hacer. Y estaba dispuesta a hacer lo que hiciera falta".

        Y a base de esfuerzo demostró que era capaz de sacarlo adelante. Pero antes de eso, vino el parto. Pattie dice que la primera vez que oyó llorar a Justin, le pareció que era música lo que oía: "Sé que parece una locura, pero sonaba como si estuviese cantando. ¡De verdad! ¡Oh, Dios mío, era tan precioso, tan increíble! Yo sólo quería comérmelo...".

        Un entusiasmo que comparten ahora muchas de sus seguidoras, gracias a la valentía que mostró hace dieciocho años, ante las dificultades de la vida y frente a soluciones ´fáciles´, la señora Mallette.
Publicar un comentario

Teología moral para pre-adolescentes (caso real)

Por Fernando Hurtado Para que una acción sea buena ha de reunir tres condiciones: 1)    Que la acción considerada en sí misma sea...