Páginas vistas

lunes, 16 de enero de 2017

La raíz religiosa del terrorismo yihadista

Angelo Panebianco, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Bolonia y comentarista del Corriere della Sera, sostiene que no es razonable negar que el terrorismo yihadista tenga raíces religiosas, aunque también sea producto de otras causas.

Después de cada atentado en Europa, dice Panebianco en el Corriere, se repite la disputa entre dos simplificaciones: unos dicen que “la religión no tiene que ver con eso”, que eso se explica por los intereses materiales; otros sostienen que la religión es la verdadera causa.

Así, por un lado, “contra toda evidencia (…) muchas personas niegan que la guerra declarada, no solo contra otros musulmanes sino también contra los occidentales, sea una guerra religiosamente motivada”. Por dos razones: “admitir que el islam sí tiene que ver significa tener que hacerse preguntas –y también deberían hacérselas aquellos musulmanes (la mayoría) que se mantienen alejados de la yihad– incómodas, fastidiosas, sobre la actitud del mundo islámico en relación con la sociedad abierta occidental y sobre los aspectos de las tradiciones islámicas que han generado el desafío yihadista”.

Luego se afirma que el autor del atentado, antes de convertirse al islamismo radical, era un delincuente con antecedentes penales. Estos precedentes, no su religión, explicarían su acción. “Se olvida que también muchos de los protestantes y de los católicos que en el siglo XVI cometían las violencias más tremendas contra personas de fe opuesta eran maleantes. Criminales e inadaptados de todo tipo han sido siempre los soldados de a pie de las guerras religiosas, étnicas o de otro tipo”. También carece de sentido, según Panebianco, el que los terroristas “conozcan poco la religión por la que combaten”. En esto vale igualmente el ejemplo de las pasadas guerras de religión europeas: “Jefes aparte, muchos de los más violentos eran, desde el punto de vista religioso, incultos: lo único que sabían eran algunos eslóganes. Pero nadie piensa negar la naturaleza religiosa de aquel conflicto”.

La descristianización no ayuda a comprender


La segunda razón, y la más importante para Panebianco, es la descristianización. Como se deduce de sus declaraciones, “los jefes yihadistas piensan que Europa es el talón de Aquiles de Occidente, un conjunto de países que –sin importar cuántos años o decenios de lucha serán necesarios para conseguirlo– antes o después tendrá que rendirse, someterse. La razón tiene que ver con la descristianización. Entre todas las áreas del mundo, Europa es aquella en la que el proceso de secularización (la desaparición de lo sagrado de la vida individual y colectiva) ha alcanzado los mayores niveles, tanto en su parte protestante como en la católica”.

“Contrariamente a lo que imaginaban los ilustrados, la secularización no ha eliminado las supersticiones ni ha convertido a los europeos en más racionales. Ha abierto la puerta a diversas formas de regresión cultural. Por citar solo la más impresionante: son ya legión lo que piensan seriamente que no hay diferencia entre el hombre y los animales (domésticos o no)”. La secularización-descristianización, concluye Panebianco, lleva consigo la imposibilidad de comprender un fenómeno como que alguien esté dispuesto a matar y hacerse matar en nombre de una fe religiosa.

Todo esto no significa que no entren en juego intereses políticos, económicos, etc. “También en los conflictos religiosos pesan, desde luego, los intereses. En la Alemania del siglo XVI distintos príncipes decidieron apoyar la causa protestante o la católica por conveniencia política. (…) El juego de los intereses era tan complejo, que podían incluso darse alianzas ocasionales entre potencias protestantes y potencias católicas. Igual que ocurre en el actual Oriente Próximo, donde divisiones religiosas (por ejemplo, entre suníes y chiíes), divisiones étnicas (por ejemplo, entre turcos y kurdos), lógica del poder e intereses económicos (petróleo y otros) se entremezclan dando lugar a un intrincadísimo mosaico”.
Publicar un comentario

Liga de la justicia

Justice League Cómic   Acción   Fantástico Público apropiado:   Jóvenes Valoración moral:   Adecuada Año:   2017 País:   EE.U...