Páginas vistas

domingo, 1 de febrero de 2009

Primera decisión decepcionante de Obama sobre el aborto

Fuente: Asssociated Press

Funcionarios del Vaticano dijeron que estaban decepcionados por la decisión del presidente estadounidense Barack Obama de levantar la prohibición de financiar con fondos federales a grupos internacionales que realizan abortos o proveen información sobre el tema. 

El titular de la Academia Pontificia de la Vida, monseñor Rino Fisichella, dijo en una entrevista publicada en el Corriere della Sera que "si éste es uno de los primeros actos del presidente Obama, tengo que decir, con el respeto debido, que nos encaminamos rápidamente a la decepción". Obama firmó una orden ejecutiva el viernes que puso fin a la prohibición, revirtiendo con ello una política del gobierno de su predecesor George W. Bush. "Con ello asesta un duro golpe no solamente a los católicos, sino a toda la gente en el mundo que lucha contra la masacre de inocentes que es el aborto", dijo otro funcionario de la academia, monseñor Elio Sgreccia, a la prensa local. "Con las muchas cosas buenas que él pudo haber hecho, Barack Obama en lugar de ello escogió la peor", dijo Sgreccia. 

Obama deroga la prohibición de financiar el aborto 

El presidente estadounidense Barack Obama autorizó nuevamente la financianción de organizaciones que practiquen o faciliten el aborto en el extranjero, llevando al plano de los grandes temas sociales el cuestionamiento de las políticas de su predecesor George W. Bush. Obama firmó en el tercer día desde su investidura, un decreto que deroga la prohibición a todas las organizaciones no gubernamentales que reciben financiamiento de Estados Unidos de practicar abortos o dar servicios vinculados a la interrupción del embarazo en el extranjero, informó el portavoz de la Casa Blanca, Bill Burton. 

Por tratarse de un tema delicado el mandatario firmó el decreto sin presencia de la prensa, a diferencia de los otros firmados el jueves, entre ellos el cierre de la controvertida prisión de Guantánamo. La sesión en la que sería firmado el decreto fue cerrada y la prensa sólo recibió el comunicado oficial sobre la medida. 

La normativa derogada, conocida como ’’mordaza global’’, impedía que empresas, fundaciones o individuos financien en el exterior clínicas de planificación familiar que brinden cualquier servicio vinculado al aborto, desde la propia intervención quirúrgica hasta asesoramiento, consultas, derivación a médicos especialistas, servicios y tratamiento tras el aborto. Esta prohibición es una de las manzanas de la discordia sociales entre los miembros del movimiento contra el aborto y aquellos que lo apoyan. 

La prohibición, introducida por el ex presidente republicano Ronald Reagan en 1984, fue rechazada en repetidas ocasiones por los gobiernos demócratas y reintroducida por los republicanos. Anulada por el anterior presidente demócrata, Bill Clinton (1993-2001), la prohibición fue luego reinstaurada por George W. Bush en el 2001. 

Obama rechazó firmar el decreto un día antes, día en que se cumplieron 36 años del fallo judicial ’’Roe contra Wade’’ del 22 de enero de 1973, caso capital para el derecho de aborto de las mujeres en Estados Unidos, para evitar contrariar a los grupos contra el aborto. Varios opositores al aborto manifestaron ayer frente a la Casa Blanca. Entre las pancartas que llevaban una que rezaba: ’’Holocausto estadounidense, el aborto’’, con un fondo de imagenes de fetos muertos sobre la bandera nacional. El jueves, los miles de opositores a la medida se reunieron en Washington, con ocasión de la marcha anual ’’por la vida’’ en el aniversario del fallo judicial sobre el derecho de las mujeres al aborto en Estados Unidos.

En un comunicado publicado el mismo jueves, Obama dijo que está ’’determinado a proteger la libertad de las mujeres a escoger’’ entre tener o no un bebé. El aniversario del fallo ’’Roe contra Wade’’ recuerda a los estadounidenses ’’que esta decisión no solamente protege la salud de las mujeres y la libertad reproductiva, sino que simboliza un principio más grande: que el gobierno no se va a meter en los temas familiares más íntimos’’, aseguró Obama, marcando una vez más una radical diferencia con Bush. Obama reconoció el jueves que el aborto es ’’un tema sensible que nos divide’’.
Publicar un comentario

Cinco bautizos

¡Qué alegría haber podido bautizar esta mañana a cinco pequeños alumnos de mi colegio! Para que les conozcáis..