Páginas vistas

viernes, 29 de agosto de 2014

What If (Amigos de más)

What If
En Cartelera: Sí     Valoración artística: Aceptable

Dirección: Michael Dowse
Año: 2014
Público: Jóvenes (2)
Contenidos:
Valoración moral: Adecuada
Contenidos:
Dirección: Michael DowsePaís: CanadáAño: 2013. Género: Comedia románticaInterpretación: Daniel Radcliffe (Wallace), Rafe Spall (Ben), Zoe Kazan (Chantry), Adam Driver (Allan), Jemima Rooper (Ellie), Mackenzie Davis (Nicole), Meghan Heffern (Tabby), Megan ParkGuion:Elan Mastai; basado en la obra de T.J. Dawe y Michael Rinaldi. Producción: David Gross, André Rouleau, Jesse Shapira y Marc Stephenson. Fotografía: Rogier Stoffers.Montaje: Yvann Thibaudeau. Diseño de producción: Ethan Tobman. Vestuario: Lea Carlson. Distribuidora: eOne Films SpainEstreno en España: 29 Agosto 2014.
Reseña:Enamorarse
   Toronto. Wallace hace un año que dejó a su novia. Desde entonces anda sin rumbo afectivo y vital. En una fiesta de su amigo Allan, conocerá a Chantry, prima de Allan, y entre los dos se establecerá “ipso facto” una gran conexión. Pero Chantry tiene novio y tras pasar una noche divertida, Wallace decide que lo mejor es olvidarla. Sin embargo, el destino quiere que se vuelvan a encontrar por casualidad y empezarán entonces a mantener su amistad.
    Medianamente agradable comedia romántica, con cierto aire independiente, protagonizada por Daniel Radcliffe, quien da un paso adelante más para desembarazarse de su pasado potteriano. El guión del film, que podía haber tenido mucha más enjundia –faltan momentos brillantes, magia– se basa en una obra teatral escrita por T.J. Dawe y Michael Rinaldi y responde a la consabida idea de la dificultad de mantener una amistad entre hombre y mujer, sobre todo cuando a años luz se ve que lo hay entre ellos es una cosa muy distinta.
   La conexión entre los dos protagonistas está bien mostrada en pantalla, sobre todo en esos diálogos rápidos, compenetrados, humorísticos, tan del cine indie (al que es aficionada la empática actriz Zoe Kazan, a quien vimos por ejemplo en Happythankyoumoreplease o Ruby Sparks), pero el desarrollo de la historia es muy convencional y el tono del film es demasiado dulzón, juvenil. El director Michael Dowse, por tanto, acaba por entregar un producto decente. Radcliffe ha superado por completo al personaje de Harry Potter y borda su papel, que no es nada fácil. Zoe Kazan desborda encanto. La cinta es simpática y, afortunadamente, no tiene pretensiones. 

¿Dónde están los líderes religiosos musulmanes




¿Dónde están los líderes religiosos musulmanes ante los crímenes contra los cristianos en Irak?
Dicasterio vaticano invitó a los líderes islámicos a alzar la voz contra la “inmoralidad” de la violencia y el financiamiento del terrorismo.
El Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso este martes ha condenado “sin ambigüedad" las que llama “prácticas indignas”  de los milicianos del Estado Islámico en Irak. El dicasterio del Vaticano critica abiertamente  las masacres, las decapitaciones, los impuestos para los cristianos, las expulsiones forzadas, el rapto de mujeres,  la destrucción de lugares de culto, entre otros actos de persecusión. “Ninguna causa puede justificar tal barbarie y ciertamente no una religión” confirmó. 

“Este Pontificio Consejo, todos aquellos comprometidos en el diálogo Interreligioso, los seguidores de todas las religiones, así como todos los hombres y las mujeres de buena voluntad, no pueden sino que denunciar y condenar sin ambigüedad estas prácticas indignas del hombre” asegura el comunicado. 

Apropósito de la “restauración del Califato” en Irak y de la persecución de los cristianos en el país, el Pontificio Consejo para el Diálogo Inter-religioso del Vaticano ha emitido una declaración para denunciar “los crímenes” que se hacen en nombre del Califato, al mismo tiempo que recuerda su “abolición el 29 de octubre de 1923 por Kamal Ataturk, fundador de la Turquía moderna”. 

“La contestación de esta restauración por parte de la mayoría de las instituciones religiosas y políticas musulmanas no ha impedido a los jihadistas del ‘Estado Islámico’ de cometer […] actos criminales indecibles” confirma la declaración.

Asimismo, el Vaticano invitó a los líderes religiosos musulmanes a rechazar la violencia que arremete contra “los cristianos y los Yazidi” entre otras minorías en Irak. Ante la situación dramática exigió una “posición clara y valiente por parte de los responsable religiosos, sobre todo musulmanes, de las personas comprometidas en el diálogo Inter-religioso y de todas las personas de buena voluntad”. 

“Todos debemos - prosiguió el comunicado- unánimemente condenar sin alguna ambigüedad estos crímenes y denunciar la invocación religiosa para justificarlos” 

El Pontificio Consejo para el Diálogo Inter-religioso, presidido por el cardenal, Jean-Louis Tauran, no hace giro de palabras y menciona los crímenes del Califato en Irak: 

Masacres de personas por el sólo motivo de pertenecer a una religión;

La aborrecible práctica de la decapitación, de la crucifixión y de colgar cadáveres en las plazas publicas; 

La decisión impuesto a los cristianos y los Yazidi entre la conversión al Islam, el pago de un impuesto (la jizya) o el éxodo; 

La expulsión forzada de decenas de miles de personas, incluidos niños, ancianos, mujeres embarazadas y enfermos; 

El rapto de muchachas y de mujeres pertenecientes a las comunidades Yazidi y cristianas como botín de guerra (Sabaya); 

La barbara imposición de la práctica de la infibulación (mutilación de los genitales femeninos); 

La destrucción de los lugares de culto y de los mausoleos cristianos y musulmanes;

La ocupación forzada o la profanación de Iglesias y monasterios; 

La remoción de crucifijos y de otros símbolos religiosos cristianos y de otras comunidades religiosas; 

La distribución del patrimonio religioso y cultural cristiano de falo inestimable; 

La violencia abierta con el objetivo de aterrorizar la gente para obligarla a rendirse o de escapar. 

En peligro la cultura del diálogo y la convivencia que ha costado siglos

“Por otro lado, no podemos olvidar que los cristianos y los musulmanes han vivido juntos - sea con altos y bajos- durante siglos, construyendo una cultura de la convivencia y de la civilización digna de orgullo. Sobre esta base es que en los últimos años, el diálogo entre cristianos y musulmanes ha continuado y se ha profundizado”. 

De otra manera, la misiva confirma que las religiones pierden credibilidad, así como sus seguidores y líderes. Asimismo se cuestiona sobre el futuro del Diálogo Inter-religioso tan perseguido en los últimos años. 

Los líderes religiosos están llamados a ejercitar su influencia sobre los gobiernos para hacer cesar estos crímenes, el castigo de aquellos que los cometen y volver al Estado de derecho en todos los países, asegurando el regreso de quienes han sido desterrados. Recordando la necesidad de una ética en la gestión de las sociedades humanas, estos mismos líderes religiosos no faltarán en subrayar que sostener financieramente y amar el terrorismo es moralmente reprobable”. 

El Pontificio Consejo para el diálogo Interreligioso ha alabado la labor de aquellos que han denunciado el terrorismo y la reprobación de quienes usan la religión para justificarlo. 


Por último, citando a Papa Francisco, el dicasterio vaticano pide que “el Dios de la paz suscite en todos un autentico deseo de diálogo y de reconciliación. La violencia no se vence con la violencia. La violencia se vence con la paz” confirmó. 

jueves, 28 de agosto de 2014

Lucy


En Cartelera: Sí     Valoración artística: Mediocre

Dirección: Luc Besson
Año: 2014
Público: Jóvenes (2)
Contenidos: V
Valoración moral: Adecuada
Contenidos: Imagenes (algunas V)
Dirección y guion: Luc Besson. País: FranciaAño: 2014. Duración: 89 min. Género: AcciónthrillerInterpretación: Scarlett Johansson (Lucy), Morgan Freeman (profesor Norman), Choi Min-sik (Sr. Jang), Amr Waked (Pierre Del Rio), Analeigh Tipton (Caroline).  Producción: Virginie Besson-Silla. Música: Eric Serra.  Fotografía: Thierry Arbogast. Montaje: Julien Rey. Diseño de producción: Hugues Tissandier. Vestuario: Olivier Bériot. Distribuidora: Universal Pictures International SpainEstreno en España: 22 Agosto 2014.
Reseña:
Capacidad cerebral
   Durante unos años Luc Besson distinguía entre las películas que producía y casi siempre escribía, mucho más rutinarias, al estilo El beso del dragón oTransporter, y las que dirigía personalmente, más trabajadas, especialmente títulos como El gran azul y El profesional (León). Pero últimamente, resulta difícil distinguir unas de otras. Tras Malavita, el francés ha triunfado en las taquillas más de lo esperado con Lucy, cuyo título bien podría ser un autohomenaje.
   La Lucy del film es una estudiante veinteañera estadounidense que vive en Taipei, cuyo novio le endosa un maletín que debe llevar a un capo de la droga. Éste la obligará a transportar a Europa una droga sintética que con una operación clínica le introducen en el estómago. Pero tras recibir un golpe, la bolsa que contiene el producto se rompe, y el organismo de Lucy absorbe una enorme cantidad, lo que sorprendentemente incrementa su capacidad mental hasta lo sobrehumano.
   En sus declaraciones, Besson señala sin ningún pudor que se ha inspirado en 
Origen y 2001: una odisea del espacio. Sin embargo, Lucy se parece mucho más a un cómic de poco calado, y en concreto bebe de los mangas japoneses de mutantes, estilo Akira. Salvo en una escena, posiblemente la mejor del film, en la que la protagonista telefonea a su madre, apenas se detiene en los personajes y se centra en la acción.
   Por desgracia, esta última no sorprende demasiado, pues está elaborada con efectos especiales muy rutinarios, y además apenas genera tensión, pues la protagonista acaba siendo una superheroína similar a las de Marvel y DC, excesivamente poderosa, con la que nadie puede. Scarlett Johansson en el rol principal y Morgan Freeman, apropiado como científico experto en capacidad cerebral, salen del paso con cierta dignidad, a pesar de sus planos personajes.
   Algunos momentos de Lucy resultan surrealistas. El peor, un homenaje bastante ridículo a los homínidos del citado film de Stanley Kubrick. Sin ser redonda, le sacaba más tajada a una idea más o menos similar Sin límites, donde Bradley Cooper también ve multiplicado su potencial mental.

¿Qué hay detrás del Estado Islámico en Irak?

Por Julia Mendoza


Lo que se está viviendo en Oriente Medio es la explosión de muchos factores, la convergencia de muchas situaciones que ha dejado un terreno propicio para la implantación del fundamentalismo. Para el Dr. Farid el Jasen (politólogo libanés), “el fundamentalismo islámico es como el comunismo y el nazismo, ideologías llevadas a extremos que, después de causar mucho daño, caen por su propio peso, y eso es lo que va a ocurrir con estos movimientos: dejan a su paso muertos de cuerpo y de espíritu”.
Analizando la situación en retrospectiva, vemos que en 2003 se produce “un debilitamiento del Estado en Irak, y las corrientes islámicas radicales aprovechan esta coyuntura”. Durante diez largos años hemos sido testigos de continuos ataques a lo largo del país, que han obligado a miles de personas, en su mayoría cristianos, a huir hacia los países colindantes con la intención de inmigrar a Canadá, Estados Unidos, Europa o Australia.
Una segunda generación de radicales
Ayer Al-Qaeda, hoy Yabat al Nosra o Daech, son los nombres de las corrientes fundamentalistas con más poder en la actualidad en Oriente Medio. En concreto Daech, quién lleva a cabo la implantación del Estado Islámico en Irak, “está formado por una segunda generación de radicales, más violentos, y de confesión sunita”.
Existen diversas ramas de radicales islámicos, pero ninguna tan violenta como Daech, que, entre otras atrocidades, no duda en degollar, flagelar e imponer mediante una reciente fatua (precepto) la mutilación femenina (a sus propias mujeres). Todo el que no predica un islam como ellos lo interpretan se hace acreedor de la pena de muerte y esto comprende directamente a cristianos, chiítas y algunas minorías.
En su reciente artículo publicado por el periódico Asaafir, el Dr. El Jasen hace referencia a que “el Califato en Irak bajo la bandera de Daech declara la guerra a Occidente y Oriente, y a todo lo que sea ajeno a su particular interpretación del Islam. Es un Califato que no conoce límites, en un principio ocupó la ciudad de Mosul, y sigue avanzando hacia las ciudades vecinas”. Al mismo tiempo tiene tropas en Siria luchando contra Asad y contra los rebeldes sirios y la primera semana de agosto atacó la frontera libanesa, cobrándose la vida de una quincena de soldados.
El ejército del Estado Islámico
La rapidez y eficacia de Daech para moverse y conquistar ciudades se debe a diversas causas. En primer lugar, el radicalismo islámico ya estaba instalado bajo el nombre de diferentes grupos como Yabat al Nosra en Siria, criminales de los cuales muchos se aliaron a Daech.
Insurgentes del Estado Islámico en Siria
En segundo lugar, el sentido de pertenencia a un clan (miles de personas bajo el mismo apellido, fenómeno corriente en todos los países árabes) en este caso la familia Daech, que en unión con otros clanes hacen un llamamiento a la guerra convocando a todos sus miembros. Como consecuencia, miles de personas se transforman en un poderoso ejército. Según A. Samrani en el periódico L’Orient-Le jour, el Estado Islámico contaría con 10.000 combatientes en Irak y 7.000 en Siria. A ellos se unen musulmanes extremistas de diferentes países que comparten la misma forma de ver el islam. Recordemos la reciente denuncia de la Ministra de Asuntos Exteriores de Australia, que ha advertido de la presencia de alrededor de 150 personas de su país luchando del lado del Estado Islámico en Irak y Siria.
Otra de las causas de la irrupción del Estado Islámico en Irak es la falta de un gobierno en el que todos los grupos se sientan representados. “Desde la caída de Sadam Husein, no ha habido gobierno que tomara en cuenta a la población sunita. Maliki, chiíta, ha gobernado favoreciendo a las personas de su religión”, comentó el Jasen. Los sunitas radicales han respondido con protestas violentas, con los atentados con coches-bomba, secuestros para extorsionar, disparos en iglesias y otras atrocidades teniendo como objetivo a chiítas y cristianos.
Los cristianos han sido el sector de la población más afectado por secuestros y extorsiones. Como muchísimos cristianos han emigrado a países occidentales, son vistos como fuentes de financiación, ya que secuestrando a un miembro de la familia en Irak, se puede pedir un rescate al exterior. En muchos casos las sumas han sido completamente imposibles de alcanzar y los secuestros terminaron en asesinatos, lo que ha empujado a las familias a huir de Irak por miedo a revivir esa situación.
Esta mezcla de factores ha propiciado la instalación del Estado Islámico sin un verdadero poder que pueda hacerle frente.
El gobierno de Irak no ha podido impedir esta situación, por que “es un gobierno dividido y muy débil”, comenta el Jasen. “Y, desde la proclamación del Estado Islámico, ha sido la autoridad religiosa chiíta la que ha convocado a su pueblo a levantarse contra los radicales sunitas”.
Bajo la bandera del Califato
En palabras del Dr. El Jasen, este nuevo Estado “busca instalarse en el poder (que favorezca a los sunitas) utilizando como pretexto la religión”.
¿Cuáles son los objetivos del Califato? “El Estado Islámico pretende reunir a los musulmanes de todo el mundo bajo la bandera de este nuevo Califato. En un primer momento pretendieron que los kurdos sunitas se unieran a ellos con la intención de luchar contra Maliki por una independencia kurda. Pero los kurdos se han mostrado unidos entre sí privilegiando la raza kurda y la posibilidad de independizarse juntos incluyendo a los de distintas confesiones”, concluye el Jasen.
El objetivo del Califato es la implantación del Islam interpretado en términos radicales y su rápida extensión sin límites de fronteras nacionales. “El Califato proclamado por el Imán Ibrahim (también conocido bajo el nombre de Abou Bakr Al Baghdadi) convoca a los países de Medio Oriente a unirse a este nuevo estado. Esta tarea no le será tan fácil ya que cuenta con la importante oposición de su vecino chiíta, Irán, quién no permitirá la invasión de sus tierras. Tampoco lo consentiría Turquía ni el Líbano, que haciendo frente a sus millones de refugiados (sirios, iraquíes, palestinos), no dará el brazo a torcer con la ayuda de la comunidad internacional”.
El proclamado califa Abou Bakr Al Baghdadi o Ibrahim al-Badri al-Samaraï, nació en 1971 en Samarra. Estudia en la Universidad Islámica de Bagdad y pronto se convierte en predicador salafista y profesor de la ley islámica. Después de la invasión de EE.UU. se enrola en las tropas de Al Qaeda en su país. Es arrestado por los americanos y pasa cuatro años en prisión. Después de su liberación, se le atribuye el ataque a la catedral de Bagdad.
Sobre el comportamiento de Arabia Saudita, cuna del islam suní, el Jasen dice que este país “ha financiado diversos grupos islámicos fundamentalistas desde sus inicios, incluyendo el Daech en Irak, pero parece que ha dejado de hacerlo actualmente”. En diciembre de 2013, envió 3 millones de dólares al Líbano para fortalecer su ejército, y hoy está siendo utilizado para defender las fronteras de los ataques de Daech y Yabet al Nosra.

Joseph Weiler, en Rimini

 «La intervención en la vida pública no se puede limitar a modificar las leyes, el testimonio es decisivo»

   
   Como cada verano, durante toda esta semana se está celebrando en Rímini (Italia) el Meeting por la amistad de los pueblos, uno de los acontecimientos más interesantes del panorama cultural europeo. La edición del presente año -que alcanza ya la 35ª- tiene por lema “Verso le periferie del mondo e dell’esistenza. Il destino non ha lasciato solo l’uomo” (“Hacia las periferias del mundo y de la existencia. El destino no ha dejado solo al hombre”). 

 Uno de los “platos fuertes” de la primera jornada del Meeting el pasado domingo fue el diálogo sobre “Europa: ¿ideal o idolatría?” mantenido por Andrea Simoncini, Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Florencia, y Joseph H.H. Weiler, Profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Nueva York y en el Colegio de Europa (Bélgica), considerado uno de los principales expertos en las instituciones europeas. 

 Con este motivo, reproduzco el resumen y comentario que el periodista Fernando de Haro dedica en Páginas Digital a la intervención del Profesor Weiler en el mencionado diálogo. 

 WEILER EN RIMINI: LA POLÍTICA ES SEXY, DEMASIADO SEY 

 Fernando de Haro – Páginas Digital Weiler es el gran experto en derecho europeo. El catedrático estadounidense que más sabe de la Unión. Pero Joseph Weiler es también el judío amigo de los cristianos, el que ha defendido en Estrasburgo el crucifijo en las escuelas.Weiler, en la primera sesión del Meeting de Rimini, ha hablado sobre el texto que con ocasión de las elecciones europeas del pasado mes de mayo presentó el presidente de Comunión y Liberación, Julián Carrón: ¿Es posible un nuevo inicio? En aquella intervención Carrón subrayó que en Europa son necesarios espacios de libertad para el encuentro entre los buscadores de la verdad. Weiler, después de 40 años de estudio del constitucionalismo europeo, coincide con Carrón en su juicio sobre el momento que vive el Viejo Continente: las instituciones y el derecho son importantes, pero lo decisivo para la reconstrucción es el sujeto europeo.

 “Hay sin duda ataques contra la libertad religiosa, hay que denunciarlos, pero no todo son ataques. Antes que hablar de las amenazas se tiene que oír una voz de los cristianos confiada y consistente. Los cristianos hasta ahora han sido mayoría en Europa, pero como dijo en su momento Benedicto XVI, ahora son minoría y tienen que tener en cuenta ese factor que es decisivo. Nosotros los judíos, que somos vuestros hermanos mayores, siempre hemos estado en minoría, por eso os podemos ayudar en este momento”, señala Weiler. Aparece la cuestión de fondo: ¿qué puede aportar el creyente a la vida pública? Weiler retoma el discurso de Benedicto XVI en el Bundestang. La intervención del hombre religioso en el terreno político y legislativo no puede invocar los criterios de la revelación, sino de la razón. Una razón, eso sí, ensanchada por la experiencia de la fe. Y cuando se entra en este terreno es necesario, dice el profesor judío, ser humilde: los cristianos no tienen el monopolio de la moral. Pero a Weiler lo que le interesa es romper cierta forma de presencia “unidimensional”. 

Está convencido de que la atracción que ejerce la política, cuando se absolutiza, puede restar valor a la aportación que un hombre religioso puede hacer. “La política es muy seductora”, indica. El creyente haciendo política interviene en la vida pública a través de la ética y la moral. Pero la ética y la moral no agotan la experiencia religiosa. “Lo que distingue a la persona religiosa es la santidad, hay aspectos decisivos que nos distinguen y de los que nos olvidamos porque estamos obsesionados por la política. La intervención en la vida pública no se puede limitar a modificar las leyes, el testimonio es decisivo. Pensar que solo el cambio de la ley es incidente muestra que tu posición es débil”, señala el profesor judío. Y es aquí donde sus sugerencias se hacen más interesantes, especialmente en un contexto en el que avanza el nihilismo legislativo y muchos se sienten impotentes por no poder poner freno a los nuevos derechos. 

“Si solo se tiene en cuenta la ley se disminuye el valor de la persona, que es el sujeto moral”, señala el ahora presidente del Instituto Universitario de Florencia. La provocación de Weiler es contundente. No se trata de la vieja “opción espiritual” que minusvalora el papel de la política y se recluye en las sacristías. Sino de reconocer la frecuente debilidad del sujeto religioso que ya no confía en la capacidad de su experiencia para dar a conocer la verdad (testimonio) y para cambiar la vida pública (presencia). Hay todo un mundo que redescubrir. Siempre fue conveniente tener hermanos mayores.

profesionalesetica.org