Páginas vistas

jueves, 28 de noviembre de 2013


ROMA, 26 Nov. 13 / 01:02 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Arzobispo Rino Fisichella, Presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, considera que el estilo de la primera Exhortación Apostólica del Papa Francisco Evangelii Gaudium "llega directamente al corazón y a la mente de las personas".
"El Papa Francisco habla así, de una manera directa, fácil, comunicativa, de manera que llega directamente al corazón y a la mente de las personas, y por tanto conecta con ese lenguaje que todos utilizamos en la vida normal de cada día", explicó Mons. Fisichella este martes en entrevista concedida a ACI Prensa en la Sala Stampa de la Santa Sede.
"La Iglesia no tiene un camino paralelo o distinto del hombre de hoy, tiene el mismo camino, y el Evangelio debe entrar en el corazón de las personas y debe hacer entender el gran misterio de la revelación, es decir: Dios ama al hombre", expresó Mons. Fisichella.
"Desde esta perspectiva creo que sea también muy importante entender que también es un lenguaje que recurre también a las imágenes, y por tanto, la evangelización, para ser más posible y directa debe recurrir también a esto", añadió.
Para Mons. Fisichella el objetivo principal del texto es hablar de la Nueva Evangelización, "de la necesidad de comunicarse con los hombres de hoy día por parte de los cristianos".
"Esta es una Exhortación ante todo dirigida a los cristianos para que recuperen el espíritu misionero, para que sean capaces de comprender la urgencia que esto tiene en la vida del bautizado", dijo.
"Pero esto también tiene la exigencia de que la Iglesia descubra cuál es el corazón, quiénes son los verdaderos destinatarios. El Papa nos dice que los verdaderos destinatarios son aquellos que tienen un valor importante, es decir: los pobres, los que sufren, los marginados. Ellos son los primeros a los que debe ir el pensamiento de la Iglesia y también su directa acción pastoral", indicó.
Aunque la exhortación apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco se entregó a 36 personas el domingo 24 de noviembre, en la clausura del Año de la Fe, su contenido no se conocía sino hasta ahora.
El texto en español tiene una extensión de 142 páginas y está dividido en una introducción y cinco capítulos titulados: "La transformación misionera de la Iglesia", "En la crisis del compromiso comunitario", "El anuncio del Evangelio", "La dimensión social de la Evangelización" y "Evangelizadores con espíritu".
El Arzobispo Fisichella dialogó con ACI Prensa pocos minutos después de la presentación a la prensa en el Vaticano de Evangelii Gaudium, en la que también participaron el Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Arzobispo Claudio María Celli, y el Secretario General del Sínodo de los Obispos, Mons. Lorenzo Baldisseri.

jueves, 7 de noviembre de 2013

"No celebraré matrimonios homosexuales": un alcalde francés, símbolo de la libertad de conciencia"


«SI HOLLANDE ME QUIERE ENCARCELAR, ESTOY DISPUESTO»

«No tengo miedo y estoy preparado a ir a la cárcel porque he nacido libre y quiero morir libre».
Así habla a Tempi.it Michel Villedey, alcalde de Thorigné-d’Anjou, pequeño municipio francés de mil habitantes situado en el departamento del Maine y Loira, después de que el Tribunal Constitucional francés negara la libertad de conciencia a los alcaldes del país.
Ahora estarán obligados a celebrar los matrimonios homosexuales: la alternativa es la cárcel, una pena pecuniaria, la destitución o la suspensión del cargo.
-Señor Villedey, ¿cómo juzga usted la decisión del Tribunal Constitucional?
- Es pésima. La Constitución Francesa y la Convención Europa de los Derechos del Hombre reconocen la libertad de conciencia; por tanto, no entiendo por qué el Tribunal nos la ha negado y ha considerado no necesario incluir en la ley Taubira una clausula sobre la objeción de conciencia. Según el Tribunal, una ley de la República se debe aplicar para todos, y esto es justo, pero como había prometido también el presidente Hollande [ReL recogió aquí la promesa], debe realizarse en el respeto de la conciencia de los alcaldes.
-¿Por qué?
-Porque somos elegidos por el pueblo también en base a nuestras convicciones, y el pueblo debe ser respetado. Además, como habíamos propuesto con el Colectivo de los Alcaldes para la Infancia, también el prefecto puede celebrar los matrimonios homosexuales. Bastaría con que lo hicieran ellos. Por último, como ya he dicho, está previsto en nuestra Constitución.
- Y entonces, ¿por qué el Constitucional ha tomado una decisión distinta?
- Porque ha recibido presiones muy fuertes por parte del gobierno, del presidente Hollande, de la ministra de Justicia Christiane Taubira y del ministro de Asuntos Exteriores Manuel Valls. Su objetivo es quitarnos la libertad, pero yo he nacido libre y quiero morir libre.
- ¿Por consiguiente?
- Por consiguiente, si las personas del mismo sexo vienen a pedirme que las case, les diré que esto es contrario a mis convicciones y no lo haré.
-¿Sabe que corre el riesgo de acabar en la cárcel?
- Lo sé; si quieren meterme en la cárcel, iré. No tengo miedo.
- ¿Está perdida la batalla por la objeción de conciencia?
- No, no está perdida. Yo no creo que el gobierno quiera convertirse en sectario como parece que es ahora. Nosotros no tenemos nada contra los homosexuales: yo tengo muchos amigos homosexuales, pero no por eso los casaría. Por otra parte, los homosexuales son una minoría entre los franceses; y los que de verdad quieren casarse son sólo una pequeña minoría de la minoría. Estoy preparado para ir a la cárcel, pero me pregunto: ¿qué interés tienen en condenarme? Sería una decisión estúpida sobre la base de una ideología estúpida.
- ¿Cómo llevarán adelante esta batalla?
- La decisión ahora volverá al Consejo de Estado, que debe verificar si nuestras peticiones son legítimas. Después iremos a la Corte Suprema de Derechos Humanos. No tenemos miedo, lucharemos por nuestra libertad de pensamiento y conciencia, y no pienso que el gobierno tenga interés en transformar a Francia en un régimen terrorista e ideológico como en el pasado.

Dormición y Asunción de la Virgen

Los últimos años de María sobre la tierra —los que transcurrieron desde Pentecostés a la Asunción—, han permanecido envueltos en una neblin...