Páginas vistas

martes, 28 de abril de 2009

"Santos de pantalón corto"

por Juan Manuel de Prada

Si no os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.» Todos en alguna ocasión hemos escuchado o repetido esta sentencia evangélica, a la que atribuimos una validez universal, independientemente de la fe que profesemos, y aun cuando no profesemos ninguna. Quizá porque todos añoramos de un modo u otro la infancia, quizá porque todos tendemos a idealizarla retrospectivamente, aceptamos que se trata de una edad privilegiada, como tocada por la magia. Sin embargo, también sabemos que la infancia es con frecuencia una edad terrible, acechada de dolor, donde se larvan los fantasmas que luego nos acompañan de por vida; algunas escuelas psicológicas tienden incluso a explicar abusivamente todos los complejos y frustraciones que arrastramos en la edad adulta como reminiscencias de una infancia desdichada. A las palabras de Jesús se les han atribuido diversos significados, pero suele interpretarse que ese «hacerse como niños» se refiere a una recuperación de la inocencia primigenia que nos bendijo en los primeros años de nuestra vida, cuando aún no teníamos conciencia de pecado, cuando aún no nos habían arañado los plurales desistimientos de la edad.

Se trata de una interpretación plausible, que además se adapta divinamente a la mentalidad emotiva propia de nuestra época, empeñada en ofrecer una versión ternurista e idílica de la infancia que quizá no sea sino una manifestación de hipocresía o mala conciencia social; pues ocurre, paradójicamente, que a la vez que protegemos la infancia con un envoltorio de papel celofán, creamos las condiciones para que tal infancia esté más acechada que nunca por nuestras insidias. He leído en estos días un librito delicioso de Javier Paredes, Santos de pantalón corto (Homolegens), en el que el autor revitaliza el género de la hagiografía con la semblanza de cuatro niños –los cuatro únicos niños– que han alcanzado los altares sin haber sido mártires: un único santo, Domingo Savio, y tres beatos, Laura Vicuña y los pastorcitos de Fátima Francisco y Jacinta. Lo primero que llama la atención a un lector estragado por el gusto contemporáneo es que estos niños sobrellevaron una existencia erizada de dificultades y penurias innombrables, de orfandad y sordideces familiares, de enfermedad y sobresaltos; nada que ver, pues, con esa infancia que preserva su inocencia envuelta en papel celofán, según postula el ternurismo de nuestra época. En circunstancias tales resulta una tarea ímproba preservar la inocencia; y, desde luego, estos niños cuyo perfil biográfico traza Javier Paredes en unas pocas y vibrantes páginas no son niños inocentes al modo bobalicón que hoy se estila, prisioneros de una Arcadia o campana de cristal que los mantiene incontaminados. Son, por el contrario, niños curtidos en la adversidad, de una fortaleza sobrehumana, de una intrepidez escandalosa, que arrostran la desgracia como si fuese una aventura, con audacia, con ímpetu, con una incesante capacidad de asombro. Y en esto consiste, para mí, ese «hacerse como niños» de la sentencia evangélica: en despojarse de las prevenciones y rutinas que lastran nuestra existencia, en mantener ante la vida una actitud inaugural, en rebelarnos contra el establecido no al modo ostentoso y airado –chirriante– de los adultos, sino al modo inconsciente y espontáneo con que lo hacen los niños, que simplemente ignoran qué es lo establecido y, por ello mismo, sus actitudes parecen recién estrenadas.

«Hacerse como niños» significa no conformarse con nada y quererlo todo; pero significa también –y al mismo tiempo– conformarse con cualquier cosa y no querer nada. Significa afrontar cada día como si fuese el recipiente de acontecimientos que nunca antes existieron. Significa que el cielo y la tierra se funden ante nuestros ojos a cada instante. Significa amar de un modo único cada cosa que conseguimos y deplorar de un modo único cada cosa que perdemos; y significa, sobre todo, que nada de lo que perdemos o conseguimos nos quiete el sueño, porque la Creación entera está a nuestra disposición, esperando ser bautizada de nuevo con nuestro entusiasmo. Para «hacerse como niños» hacen falta mucha curiosidad, mucha confianza y mucho amor menudo e insistente; pero la curiosidad, la confianza y el amor menudo e insistente vienen de lo alto. Y dejando de mirar a lo alto es imposible hacerse como niños; es imposible ser un santo de pantalón corto.

sábado, 25 de abril de 2009

Juan Manuel de Prada "La derecha ha entrado en el juego del Matrix progre"

Juan Manuel de Prada (Baracaldo, 1970) estudió Derecho en Salamanca. Se dio a conocer en los años 90 como uno de los novelistas más prometedores de la narrativa española. Es autor, entre otros, de La tempestad, Las máscaras del héroe y El séptimo velo. Acaba de publicar el libro La nueva tiranía.


Premio Planeta, Premio Nacional de Narrativa, novelista y columnista de prensa, Juan Manuel de Prada es un referente de la literatura y el periodismo; y un dialéctico chestertoniano para tiempos políticamente correctos,
Propone una revolución antropológica que saque al hombre de un mundo virtual que es la ideología Matrix, una nueva forma de tiranía, que, satisfaciendo sus caprichos, convierte a las personas en peleles fácilmente manipulables por los poderes públicos. Esa es la tesis de La nueva tiranía (editorial Libros Libres) en el que recopila artículos y reflexiones sobre la política, la educación, la religión, el arte, la televisión o la cultura.

- ¿Por qué habla usted de nueva tiranía?

- Para distinguirla de las tiranías clásicas, en la que le hombre era consciente de que reprimían su libertad. La tiranía actual, sin embargo, exalta al hombre, convirtiéndole sin que se de cuenta en instrumento en manos de ese poder que le cuida con esmero, como la hormigas cuidan a los pulgones que luego ordeñan

- Está anestesiado...

- En efecto. Vivimos en el matrix progre, un mundo virtual, un espejismo, una forma de ingeniería social, que injerta en las cabezas patrones culturales y de juicio. Todo ello disfrazado de adoración del hombre, que sin embargo es más esclavo que nunca.

- ¿Por qué?

- Porque ha renunciado a su verdadera naturaleza. Los verdaderos derechos y libertades nacen de la naturaleza humana, pero la ideología matrix la desvirtúa con derechos artificiosos (como los de la ideología de género o las opciones sexuales) que se traducen en la destrucción de la naturaleza humana.

- Y de ello se aprovecha el Estado.

- Claro. Mediante ese proceso nos ha convertido en unos chiquilines, con los caprichos satisfechos, terriblemente dependientes o rehenes de los poderes públicos, mendigando la subvención y la indemnización.

- ¿Qué papel juega en todo esto la televisión?

- Es el repartidor de pienso ideológico, de patrones Mátrix (feminismo, homosexualismo, Educación para Ciudadanía a través de la programación infantil, con su ñoñería progre) hasta llegar a los talk-shaw, donde gente desvinculada vierte su cocambre vital.

- ¿Quién o quiénes han creado este matrix?

- Lo ha pergeñado la izquierda, pero ha sido asimilado también por la derecha, que ha renunciado a presentar batalla a su adversario, en el ámbito de los principios.

- Muy negro lo pinta usted...

- La derecha ha entrado en el juego y se ha convertido en una especie de zapatero remendón que va arreglando los desaguisados que deja la izquierda. Pero no ofrece una alternativa.

- ¿Antídotos?

- La distinción entre el bien y el mal y el significado profundo de la libertad. Una visión de la sociedad y el hombre radicalmente distinta, que es la que proporciona la visión cristiana de la vida. Frente a una antropología desquiciante, la cultura cristiana, restituye a las personas su verdadera naturaleza y permite lograr una vida cumplida.

- ¿Hay autores que desinflen la burbuja Matrix progre?

- Sí. Escritores como Chesterton o el argentino Leonardo Castellani (sobre el que recopilé sus escritos en el libro Cómo sobrevivir intelectualmente al siglo XXI). En España tenemos a un autor finísimo como José María Pemán, que hoy está postergado -es como si no existiese- o a un pensador como Julián Marías.

- ¿Qué es lo más peligroso o lo más insidioso del Matrix progre?

- El propio espejismo que implica la utilización de la cultura de masas. Como hay una alfabetización superficial, mucha gente cree que sabey sin embargo es ignorante. Manejan cuatro patrones, cuatro clichés y se creen que son Cicerón.

La Iglesia y el sida

LUIS MARIA ANSON



Allí donde hay un hospital dedicado al sida, lo mismo en Africa que en Asia o Iberoamérica, también en Europa, son monjas y curas católicos los que están a pie de cama para atender a los enfermos. He recorrido en trabajo profesional más de cien países. En las leproserías de todo el mundo, en los asilos de ancianos terminales, en los hospitales para enfermos infecciosos, sólo se encuentra uno con misioneras y misioneros católicos. Esa es la escueta verdad. Nunca me he tropezado en esos lugares con un comunista militante, con uno de esos manifestantes que vociferan contra la Iglesia. Los misioneros y misioneras permanecen al margen de las pancartas y los sermones políticos. Derraman su amor sobre los leprosos, los sidosos, los enfermos terminales, los ancianos sin techo, los desfavorecidos y desamparados.

Aún más, todos los profesionales del periodismo sabemos que cuando estalla una tragedia del tipo que sea en el tercer mundo, encontraremos información certera en la misionera o el misionero españoles, que ejercen su ministerio en los lugares más miserables.Nunca fallan, esa es la realidad.

José Luis Rodríguez Zapatero, para dar una lección a la Iglesia Católica, ha decidido obsequiar a Africa con un millón de preservativos pagados a través de los impuestos con los que sangra a los ciudadanos españoles. ¿A cuántos militantes del PSOE, encabezados por Bibiana Aído, va a enviar para que se instalen durante diez años en los hospitales especializados en sida, para que convivan con los enfermos, les atiendan, les den de comer, les limpien, les acompañen?. El Papa ha instalado en el Africa enferma a muchos millares de monjas y curas, de misioneros y misioneras. Obras son amores. Esa es la diferencia entre los que vociferan y los que derraman cariño y atenciones.

Conocí en enero de 1967, cuando carecía de la celebridad que adquirió posteriormente, a Teresa de Calcuta. Pasé un día con ella visitando sus hangares para enfermos terminales. Escuché con atención lo que medecía. Fue una lección de quién sabía mejor que nadie en qué consisten las tierras duras del hambre, el mundo de los desfavorecidos profundos. Supe que estaba hablando con una santa. Y así lo escribí. Pues bien, en el cuerno africano, en las ciudades estercoleros de Africa, en los pueblos escombreras de Asia, en las favelas brasileñas o en las villamiserias peruanas, trabajan para los más pobres, para los más desfavorecidos, millares y millares de teresitas de Calcuta.

El Papa cree que la mejor forma de combatir el sida en Africa es la monogamia y la fidelidad. No ha tenido en cuenta lo estupendas que están las negritas y lo difícil que tiene que ser, ante el espectáculo de tanta belleza y atractivo, que los negros politeístas y polígamos practiquen la virtud de la monogamia. Pero ironías aparte, quienes combaten el sida en Africa, quienes atienden a los enfermos son las misioneras, los misioneros católicos. Escuché en una tertulia de radio a un simpático homosexual cebarse con el Papa y despotricar contra la Iglesia. Se me ocurrió aclararle: «Dicen que el sida está especialmente extendido entre los homosexuales aunque afecte ya a los heterosexuales. Seguro que tú nunca te pondrás enfermo. Pero ten por seguro que, si así fuera, quien te atenderá con amor y dedicación en el hospital será una monja católica». Se quedó callado como una puta el simpático gay y los tertulianos se apresuraron a cambiar de tema.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

viernes, 24 de abril de 2009

UNICEF exige la legalización del aborto en la República Dominicana.

Por Piero A. Tozzi y Paola Ocejo

(NUEVA YORK – C-FAM) A pesar de la intervención directa de un funcionario de UNICEF, la República Dominicana parece estar predispuesta a aprobar una nueva Constitución que protege la vida humana “desde la concepción hasta la muerte”.

Mientras que los legisladores dominicanos debatían los méritos de dicha disposición y de la penalización del aborto en la nación, Nils Kastberg, director regional de UNICEF para Latinoamérica y el Caribe, se interpuso y pidió que los legisladores nacionales consideraran la despenalización del aborto, para que las mujeres no se vieran forzadas a realizar “prácticas riesgosas”. Además insinuó que, en caso contrario, serían unos “hipócritas” que se muestran indiferentes ante el elevado índice de nacimientos de madres adolescentes que se registra en la nación, el cual supera el promedio. Kastberg realizó estas inusitadas declaraciones durante su visita a Santo Domingo, a fines de marzo.

Lejos de doblegarse frente a la presión externa ejercida por UNICEF y por organizaciones no gubernamentales, los miembros de la asamblea bicameral constitucional votaron esta semana a favor del decreto propuesto, incluyendo el artículo 30, que reza “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte”, mientras que otro artículo define al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. En total, hubo 167 votos a favor y sólo 32 en contra.

Los grupos pro-vida consideran que la reforma constitucional es un hecho consumado, pero aún resta una segunda lectura, seguida de la promulgación oficial por parte del Presidente. El apoyo trascendió las líneas partidarias, ya que el Partido Revolucionario Dominicano, del Partido Reformista Social Cristiano y la mayoría de los miembros del partido oficialista (Partido de la Liberación Dominicana) declararon abiertamente su apoyo a las disposiciones sobre el derecho a la vida.

La intromisión del sueco Kastberg trajo a la memoria una intervención abortista de UNICEF y de agencias de las Naciones Unidas en Latinoamérica. Cuando en 2006 Nicaragua reforzó la legislación en defensa de los no nacidos, UNICEF se alió con otras agencias, como el Fondo de Población y el Fondo de Desarrollo de la ONU, para firmar una carta dirigida al Presidente de la Asamblea Nacional nicaragüense, en la cual se aseguraba, falazmente, que la legislación violaba los derechos contemplados en numerosos documentos internacionales, como, por ejemplo, la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).

Además, cuatro países escandinavos, Holanda y Canadá refrendaron la carta, en la que se decía que Suecia retiraba una ayuda financiera a favor de Nicaragua por de más de 20 millones de dólares, debido a la reforma legislativa. En dicho documento, Finlandia amenazaba con quitar el apoyo económico a ese país si se introducían cambios en la ley del aborto.

A pesar de su imagen de organismo dedicado a la asistencia de los niños del mundo en desarrollo, en los últimos años UNICEF ha respaldado la liberalización del aborto. Según Douglas Sylva, colega del Instituto de Familia Católica y Derechos Humanos (C-FAM) [editor de Friday Fax] y autor de un libro blanco sobre dicho organismo, UNICEF es “un defensor oportunista del derecho al aborto”. Un especialista que durante años ha estudiado a UNICEF dijo a Friday Fax: “¿De dónde saca UNICEF la autoridad para interferir en las decisiones constitucionales de un Estado soberano?”.

Una vez promulgada la Constitución, la República Dominicana se sumará a otras naciones Latinoamericanas que protegen explícitamente a los niños en gestación, entre las que se cuentan Chile, Paraguay y Guatemala. Además, al menos diez Estados mejicanos (entre ellos el Estado de Nayarit, situado sobre las costas del Pacífico) han enmendado sus Constituciones para preservar la vida desde el momento de la concepción. Las reformas constitucionales en favor de la vida introducidas en México y en la República Dominicana son una muestra de la reafirmación popular de los principios pro-vida en la región.

domingo, 19 de abril de 2009

¿No es sospechoso que todos "piensen" lo mismo?

Delegados latinoamericanos ante
la ONU traicionan a sus
compromisarios nacionales

Por Piero A. Tozzi


NEW YORK. Los líderes latinoamericanos pro-vida cuestionan el accionar de sus delegaciones durante la reunión de la Comisión sobre Población y Desarrollo (CPD) de las Naciones Unidas que se celebró este año. El panorama es preocupante. Brasil, secundado por Uruguay, insistió acerca de los “derechos reproductivos” a lo largo de la sesión que se extendió por una semana, mientras que sólo dos naciones – Perú y Chile – manifestaron su reserva al afirmar que el aborto aún es ilegal en sus países.

Mientras se daba inicio a la conferencia de la CPD en la semana del 30 de marzo, las naciones en desarrollo, conocidas como el G-77, se reunieron para elaborar posiciones conjuntas, especialmente en lo que respecta al controvertido término de “derechos sexuales y reproductivos”, que apareció en el borrador inicial de la resolución.

Un número de naciones mayoritariamente islámicas propuso que dicha terminología no era apropiada para el Segundo Comité de la Asamblea General, cuyo ámbito se circunscribe a asuntos económico-financieros, y que debía ser debatido en el Tercer Comité, el cual normalmente trata temas sociales controvertidos. Esto debería haber significado una victoria para los pro-vida. Sin embargo, la propuesta fue bloqueada por Brasil, Uruguay y, según trascendió, Colombia, mientras que las delegaciones de Chile, Perú y Honduras dieron un apoyo tácito a la postura de Brasil.

En el transcurso de las negociaciones, Brasil asumió posturas radicales en favor de los derechos reproductivos, y fue sistemáticamente apoyado por Uruguay. Fuentes diversas informaron a Friday Fax que Brasil estaba “trabajando” en particular con las delegaciones de Argentina y Perú para que adhirieran a posturas más extremas, mientras que el Fondo de Población de las Naciones Unidas y la organización no gubernamental pro-abortista Ipas presionaba a Honduras, el cual es miembro de la comisión sobre Población y Desarrollo, y, por ello, considerado un país clave.

La actuación de los representantes de Honduras fue especialmente decepcionante, ya que se trata de una nación de fuerte tendencia pro-vida, cuya constitución reza: “Al que está por nacer se le considerará nacido para todo lo que le favorezca dentro de los límites establecidos por la Ley”. Fuentes información internas a las negociaciones relataron a Friday Fax que en ciertos momentos parecía que se había permitido que la delegación más radical de Uruguay hablara en lugar de Honduras, y que Honduras había prestado su nombre a dos propuestas controvertidas, una de las cuales pedía que se introdujera el término “servicios reproductivos y de salud”, que ha sido interpretado como una expresión que incluye el aborto. Un segundo cambio solicitado sólo por Honduras fue el de sustituir la referencia de “familia” por la de “familias”. Si bien se trata de una distinción sutil, quienes están dentro a veces consideran que la forma plural comprende también las uniones no convencionales, como ser las homosexuales. De hecho, esta interpretación fue propuesta por la administración Obama, el mes pasado, en la reunión de la “Comisión sobre la condición de la mujer”, cuando se hicieron observaciones sobre unos instructivos de la ONU que aludían a “diferentes formas de familia”.

La delegación uruguaya fue criticada por estar ideológicamente influenciada. Hace un año, Uruguay fue representado en la CPD por un demógrafo profesional del Instituto Nacional de Estadística, quien ofreció presentó en forma objetiva y no ideológica los desafíos que constituyen para desarrollo del país el hecho de que la población esté envejeciendo y los jóvenes, emigrando. Este año, no obstante, el país envió un representante político del Ministerio de Asuntos Exteriores, quien elogió los esfuerzos para alcanzar una “reducción de la fertilidad” como parte de las medidas actuales de “salud sexual y reproductiva”.

Por el contrario, pese a los esfuerzos de ciertos delegados mexicanos pro-abortistas, entre los que se encuentra un miembro del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), los cuales tendían a que la delegación de México avanzara en la introducción de términos relacionados con los derechos reproductivos, el país moderó su postura hacia mediados de la semana. Algunos han atribuido este giro a una intervención directa de la capital mexicana.

Del mismo modo, según Carlos Polo, director de la oficina latinoamericana del Instituto de Investigación sobre Población, la postura de la delegación peruana cambió en el transcurso de la semana debido a la intervención directa de Lima.

La mayoría de los países latinoamericanos estuvo ausente o guardó silencio durante las negociaciones, lo cual, en la práctica, implicó el apoyo tácito a los radicales, ya que estos últimos condujeron la reunión y controlaron la agenda. Cynthia Mejía, ciudadana de la República Dominicana que estuvo presente en la conferencia de la CPD, expresó su desilusión ante el hecho de que su país no se uniera a Perú y a Chile, los cuales expresaron reservas en aquellos casos en los que la legislación nacional prohíbe el aborto.

Algunos críticos también cuestionaron la postura tendenciosa de la presidente de la conferencia, Elena Zúñiga Herrera, a quien se responsabilizó del énfasis puesto en el texto del borrador inicial en lo que respecta a los derechos de salud y reproductivos, y a reducción de la fertilidad. Se percibe en ella una inclinación en favor del aborto. Los mexicanos pro-vida advierten que, como ex-directiva de CONAPO, agencia gubernamental mexicana a cargo de los programas de población, Zúñiga Herrera presionó para que se aprobara la pastilla del día después, de la cual se dice que puede ser abortiva.

Al término de la conferencia, sólo Perú y Chile reafirmaron claramente las leyes y constituciones pro-vida de sus países, siendo la postura peruana la más firme de las dos. Otras naciones latinoamericanas cuyas constituciones protegen explícitamente a los no nacidos, entre las que se encuentran Guatemala y Paraguay, guardaron silencio.

jueves, 9 de abril de 2009

A favor de la mujer y a favor de la vida, a favor de la vida y a favor de la mujer: el caso americano

Por Juan Meseguer Velasco

Desde que se liberalizó el aborto en Estados Unidos, el movimiento pro vida crece a ojos vista en fuerza, en vigor y en influencia. Cargados de creatividad, los pro vida están lanzando nuevas y originales campañas para reducir el número de abortos. Un rasgo común a todas ellas es el tono comprensivo centrado en la mujer, a la que ofrecen alternativas y soluciones específicas.


Nacida en Arizona hace diez años, VirtueMedia es una productora que aspira a cambiar la cabeza y el corazón de la gente a través de anuncios amables. Los guiones están muy elaborados: en 30 ó 60 segundos condensan una historia emotiva y transmiten un mensaje, que elogia el valor de la vida. Un ejemplo es el testimonio de Norma McCorvey, más conocida como Jane Roe, la mujer que dio lugar a la sentencia del Tribunal Supremo Roe vs. Wade, de 1973, por la que se liberalizó el aborto en Estados Unidos. En este breve anuncio, McCorvey explica cómo se convirtió en una militante pro vida y pide que cambie la legislación sobre el aborto.

No más silencio

Otro anuncio que ha tenido mucho éxito es “Silent No More”. En él aparecen algunas mujeres que cuentan los trastornos que sufrieron después del aborto: depresiones, pesadillas, pensamientos suicidas y sentimientos de culpabilidad. El mensaje final del anuncio dice: “El aborto no solucionó nuestros problemas, sencillamente creó otros”. El pasado septiembre, VirtueMedia puso en marcha una nueva campaña en dos cadenas nacionales: la MTV y la BET (Black Entertainment Television). Se trata de una serie de anuncios dirigidos a mujeres embarazadas o que ya han abortado. En ambos casos, los anuncios ofrecen un número de teléfono y una página web donde las afectadas pueden acudir para pedir ayuda. La campaña duró cinco semanas. Durante ese tiempo, los organizadores recibieron 22.000 peticiones de ayuda.

Según Tom Peter, presidente y fundador de VirtueMedia, la campaña ha logrado salvar a 11.000 bebés. La mayoría de los anuncios se emitieron por la noche cuando muchas jóvenes entre 18 y 24 años están viendo la televisión. “Las mujeres que están pensando en abortar –explica Peter– tienen problemas para dormir y permanecen despiertas hasta altas horas de la noche. Por eso, aprovechamos esas horas para hacerles llegar nuestros mensajes”.

Este tipo de anuncios ha contribuido, junto con otras medidas, a que el aborto haya descendido en cuatro regiones de Estados Unidos. Desde que se empezaron a emitir los anuncios en 2005, en Arizona el índice de abortos descendió casi un 20%. Lo mismo ha ocurrido en Atlanta, Dayton (Ohio) y Charlotte (North Carolina), donde el aborto cayó un 10%, un 12% y un 15%, respectivamente.

Feministas por la vida

La defensa de la mujer se ha convertido en la nueva bandera del movimiento pro vida en Estados Unidos (ver Aceprensa 18-07-2007). Cada vez hay más campañas dirigidas a las mujeres que se enfrentan a un embarazo inesperado o que ya han abortado. Una organización con mucha experiencia en este terreno es Feminists for Life (FFL), impulsora de la emblemática campaña “Women Deserve Better” (“Las mujeres merecen algo mejor”). El objetivo principal de FFL es eliminar de raíz las causas que llevan a las mujeres a abortar: la escasez de recursos prácticos y de apoyo emocional. Sus fundadoras sostienen que ser feminista es perfectamente compatible con ser pro vida; de hecho, dicen, una cosa lleva a la otra. “Nosotras estamos comprometidas con los valores de la justicia, la no discriminación y la no violencia”.

La idea básica que FFL sostiene es que la sociedad se ha olvidado de las necesidades de la mujer real. Muchos han planteado el debate sobre el aborto como un conflicto entre los derechos de la madre y la vida del bebé. Sin embargo, se han desentendido de hacer a la mujer la pregunta decisiva: ¿qué necesitas?, ¿qué es lo que realmente quieres? Con esta premisa, FFL ha puesto en marcha una campaña informativa en varias universidades estadounidenses (College Outreach Program). El objetivo es ofrecer a las estudiantes recursos prácticos para afrontar un embarazo imprevisto: casas de acogida, ayudas por maternidad, cuidado y transporte de niños, etc.

Otra organización feminista que se opone al aborto es Women Exploited by Abortion (WEBA). Las mujeres que pertenecen a WEBA han abortado y se arrepienten de ello. Su cometido es educar a todas las mujeres sobre los efectos del aborto, para que busquen una alternativa. WEBA saltó a la opinión pública estadounidense gracias a un informe realizado por David Reardon. Tras encuestar a más 250 mujeres que habían abortado en 42 Estados, Reardon llegó a la conclusión de que la mayor parte de las mujeres que abortan lo hacen porque se sienten forzadas por la presión de su pareja y/o su familia.

Soluciones a un “clic”

Pregnancy Line es una iniciativa que ofrece asesoramiento y apoyo a las mujeres embarazadas a través de una página web (www.pregnancyline.com y, en español, www.estoyembarazada.org). Para acceder a sus servicios, basta con introducir el código postal del sitio donde uno vive. En ese momento, aparecen los centros más cercanos donde puede pedir ayuda. Estos centros ofrecen pruebas de embarazo, información sobre los efectos del aborto, recursos de apoyo para la embarazada, pruebas sobre enfermedades de transmisión sexual, casas de acogida, ayuda post-aborto. Ninguno de ellos practica abortos y tampoco remiten a clínicas abortistas. Todos los servicios se prestan de forma gratuita y confidencial. Una iniciativa dirigida específicamente a adolescentes es Stand Up Girl. Se trata de una web (www.standupgirl.com) donde las chicas pueden desahogarse y compartir sus experiencias sobre un embarazo no deseado. Junto a algunos recursos prácticos, Stand Up Girl recoge abundantes testimonios de mujeres que han abortado y que desaconsejan lo que hicieron. Recuperar la esperanza Las mujeres que han abortado suelen quejarse del poco apoyo que reciben en las clínicas abortistas una vez que han puesto fin a su embarazo. La situación se agrava en el caso de que la afectada acuse síntomas de sufrir el síndrome post-aborto. Curiosamente, quienes se preocupan entonces de la mujer son los grupos pro vida.

AfterAbortion.org es una iniciativa creada por el Elliot Institute para ayudar a todas las personas que han sido tocadas por el aborto: desde la mujer que sufre remordimientos hasta el novio que le acompaña a la clínica, pasando por los abuelos y otros familiares que asisten al proceso en silencio.

Los promotores de AfterAbortion.org se definen a sí mismos como pro vida y pro mujer. Su lema es: “No puedes herir a un niño sin herir a la madre”. El objetivo de sus campañas es mostrar que la mujer es, junto con el niño, otra víctima del aborto. Para que su mensaje llegue a la sociedad, han desarrollado una estrategia que consta de tres fases. La primera consiste en realizar informes y estudios sobre los efectos del aborto en las mujeres. La segunda trata de ayudar a las mujeres que han abortado a través de una pastoral basada en la idea de la misericordia de Dios. La tercera impulsa reformas legales para ayudar a las madres a solucionar problemas concretos.

Otra iniciativa dirigida a mujeres que han abortado es Project Rachel. Se trata de una red de consejeros profesionales y sacerdotes católicos que ofrecen apoyo espiritual y psicológico en más de 140 diócesis de Estados Unidos. Su nombre viene de la Biblia: “Una voz se oyó en Ramá, / llanto y lamento grande: / es Raquel que llora por sus hijos, / y no admite consuelo, porque ya no existen” (Jr 31, 15). Project Rachel intenta devolver la esperanza a las mujeres que padecen un proceso de duelo, acentuado por un fuerte sentimiento de culpabilidad. Entre otras cosas, organizan terapias de grupo y retiros espirituales dirigidos específicamente a mujeres que han abortado.

Iniciativa de un Gobierno regional en favor de la vida: El Consell dará 600 euros a las embarazadas desde el momento de la concepción

Las mujeres valencianas podrán acceder, desde el momento en el que acrediten con un certificado médico que están embarazadas, a un conjunto de medidas sociales, educativas, sanitarias, fiscales o de acceso a una vivienda puestas en marcha por la Generalitat Valenciana.


Estas medidas forman parte de la futura Ley de Protección a la Maternidad, un texto legislativo pionero en España que incluye medidas de diversos departamentos de la Generalitat a favor de la mujer embarazada.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ha presidido este lunes la Comisión Interdepartamental de Apoyo a la Maternidad, que ha aprobado el anteproyecto de Ley, y ha destacado la necesidad de apostar por la natalidad para garantizar las futuras pensiones y, aunque no ha precisado el presupuesto que se destinará a estas medidas, ha asegurado que es "asumible por la Generalitat".

Francisco Camps ha negado que la futura Ley sea un "pulso" a la ampliación de la Ley del Aborto prevista por el Gobierno central. "No hacemos pulsos a nadie, trabajamos en beneficio de las personas y en favor de las familias", ha dicho.

600 euros y deducciones fiscales

"Esta medida es acorde con la apuesta por la natalidad, por el apoyo a las familias, a las madres embarazadas y a todo lo que hemos conseguido conquistar durante las últimas generaciones de bienestar y de oportunidades para todos", ha señalado Camps.

Una de las medidas incluidas en la futura Ley es la que ofrece la Consellería de Bienestar Social de una ayuda de hasta 600 euros al mes para las mujeres embarazadas que tengan necesidades de recursos económicos.

El conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, ha destacado que uno de los ejes importantes de la futura Ley es reconocer que todas las ayudas sociales "se dan desde el primer momento de la concepción, cuando la mujer certifique que está embarazada".

Por su parte, el conseller de Economía y Hacienda, Gerardo Camps, ha señalado que cuando se apruebe esta Ley, "los niños en la Comunidad Valenciana llegarán con una deducción autonómica debajo del brazo", ya que está previsto ampliar el momento temporal de la deducción por nacimiento o adopción a cuando se produzca la concepción.

Agilización de los trámites

Dentro del ámbito de la Conselleria de Justicia se van a impulsar protocolos de colaboración de los distintos operadores jurídicos para "agilizar al máximo los tiempos de adopción en su tramo judicial", según ha indicado la consellera Paula Sánchez de León.

Esta medida, según Sánchez de León, beneficia "tanto a las madres gestantes que quieren dar a sus hijos en adopción como a las mujeres que quieran adoptar", y ha indicado que en estos procesos hay muchos "tiempos estériles que se pueden agilizar para que los tiempos de espera sean mucho menores".

El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha destacado que las madres extranjeras han sido "determinantes" en el aumento de la tasa de natalidad, ya que de los 54.000 nacimientos registrados el pasado año en la Comunidad 11.628 fueron de mujeres inmigrantes.

Blasco ha señalado que la Generalitat dará un nuevo impulso para que el colectivo inmigrante tenga información sobre las distintas políticas sociales que se llevan a cabo en la Comunidad Valenciana.

En el área de educación, si la concepción de un hijo supone que esta mujer tenga el tercer o cuarto hijo, se incorporarán tres puntos al baremo para poder acceder a un colegio, y si se trata del quinto hijo o más se añadirían cinco puntos al baremo, según ha explicado el conseller Alejandro Font de Mora.

Por su parte, el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, ha indicado que en el caso de las embarazadas con riesgo social, menores de edad o que presenten algún tipo de discapacidad, la prestación farmacéutico a los niños hasta que cumplan los 18 meses será gratuita.

Además, a la hora de petición de una Vivienda de Protección Oficial también se tendría en cuenta el número de miembros de una familia que supone esa nueva concepción.

El anteproyecto proyecto de Ley será aprobado en un pleno del Consell y tras pasar el trámite administrativo y procesal correspondiente, se remitirá a las Cortes Valencianas, donde será debatido, ha indicado Camps, quien ha agregado que el objetivo es que todo esto se haga "con rapidez".

domingo, 5 de abril de 2009

Lila Rose, y el aborto

Joven católica se ha convertido en la peor pesadilla de las clínicas abortistas en EEUU


Lila Rose es una estudiante universitaria de 20 años de edad que comparte sus estudios con una osada iniciativa personal: desarrolla operaciones encubiertas para exponer las prácticas clandestinas y hasta ilegales que se realizan en las clínicas abortistas de la cadena Planned Parenthood.

Desde el año 2007, Lila Rose ingresa a clínicas abortistas de distintos estados y se presenta como una menor de edad embarazada de un adulto, un hecho que para la legislación estadounidense constituye un delito y que debería ser denunciado ante la policía.

Provista de cámaras y micrófonos ocultos, Lila Rose ha registrado la conducta del personal de varias clínicas abortistas que lejos de plantear a la menor denunciar a su eventual abusador, hace oídos sordos al relato de la adolescente, omite la información en el registro de la paciente y le ofrece abortar.

Según Deal W. Hudson, de InsideCatholic.com, si alguien "piensa que el movimiento pro-vida se ha quedado sin energía y nuevas ideas, debería conocer a Lila Rose". La joven proviene de una familia de cristianos evangélicos de San José, California, pero hace unos días, hizo pública su conversión al catolicismo.

Una pesadilla

Las operaciones de Lila Rose y su fundación Live Action llevaron recientemente al fiscal general de Arizona a abrir una investigación oficial sobre una clínica de Planned Parenthood en Tucson.

Lila Rose se ha convertido en la peor pesadilla de las clínicas abortistas y ha puesto en alerta a la cadena Planned Parenthood. Cada filial de la cadena exhibe una fotografía de Lila Rose en sus paredes, "como si se tratara de un criminal", según Hudson.

En diálogo con Hudson, la joven explicó que debido a esta medida de los abortistas hace un tiempo debió teñirse el cabello para no ser reconocida. "Creo que es triste. Temen a una niña –en ese momento tenía 18 años– y están más preocupados en encontrarme que en hallar a abusadores sexuales", sostiene.

La joven recuerda su primera operación encubierta. "Estaba sola y tenía una grabadora de audio en el bolsillo y una vieja cámara de video en mi cartera. No tenía miedo, quería saber qué pasaría. Siempre soñé con ser útil en la lucha contra el aborto. Tenía la fuerte sensación de que podía ayudar", indicó.

Ya sólo puede rezar

En otra operación, Lila Rose y otros pro-vida grabaron llamadas telefónicas a las clínicas de Planned Parenthood presentándose como donantes interesados en impulsar una agenda racista. Le dijeron al personal de la clínica que querían donar dinero para ser usado en el aborto de una mujer negra para que nazcan menos niños afroamericanos. Ningún miembro del staff de Planned Parenthood cortó la llamada y varios indicaron estar de acuerdo. Los videos de las operaciones están en Youtube.

Rose asegura que aún tiene mucho material que no ha difundido. "Planned Parenthood es el principal proveedor de abortos del mundo y debería asumir su responsabilidad. Pero no queremos mostrar solo a víctimas de abuso sexual sino a la víctima que es el niño por nacer", indicó.

Según Hudson, "la historia de Rose es la de David y Goliat. Aquí tenemos a una estudiante universitaria que no tiene auto propio, trabajando con un solo empleado pagado y la ayuda de amigos voluntarios, enfrentando a una de las organizaciones más poderosas, mejor fundadas y mejor conectadas del país. Planned Parenthood ya trató de silenciarla: Después de publicar los videos de sus visitas a las clínicas abortistas de Los Ángeles, Rose recibió una carta amenazadora de parte del abogado de la organización".

"Cuando recibí la carta no supe qué pensar o hacer, por eso me puse de rodillas y dije 'Dios, lo que quieras que ocurra que sea según tu voluntad'".

Un entretenido diálogo sobre la ideología de género

Por Daniel Prieto Aunque la película de la que procede es una irreverente mofa del cristianismo, en esta breve escena encontramos una c...